Puerto San Martín

Música a todo volumen y piedrazos: «Milicos de mierda, no vengan a cortar la joda»

Vecinos de Iguazú y Garay dieron aviso a la Policía de ruidos molestos. Cuando llegó el patrullero había 200 personas en la calle. La dueña de casa se negó a bajar la música, aseguraron desde la Unidad Regional XVII.


“Milicos de mierda, acá no vengan a cortar la joda. Váyanse, tómensela porque le vamos a romper la cabeza y le vamos a prender fuego el móvil”. Los asistentes que participaban de una fiesta clandestina se enfurecieron con la llegada de personal policial de la comisaría de Puerto San Martín.

Esta madrugada, vecinos dieron alerta sobre una celebración con la música a todo volumen en Pasaje 1 al 1111, en la zona de Iguazú y Garay. Había cerca de 200 personas en la calle y un importante número en el interior del domicilio. La propietaria de la casa reconoció que participaban de una fiesta.

Efectivos policiales solicitaron que bajen el volumen de la música. La dueña de casa se negó y los concurrentes comenzaron a gritar “milicos de mierda, no vengan a cortar la joda, váyanse porque le vamos a romper la cabeza y le vamos a prender fuego el móvil”.

Los agentes solicitaron colaboración y en ese momento se escuchó un fuerte ruido tipo estampido en el capot y en el guardabarros trasero derecho del patrullero. Observaron que eran piedras arrojadas por la gente.

Cuando llegaron los refuerzos policiales procedieron a dispersar a la muchedumbre. Informaron a la Fiscalía de San Lorenzo los datos de los anfitriones de la fiesta que alteró el orden público en el barrio, cuyos vecinos habían solicitado la presencia de la Policía.

Comentarios