“Negociamos lo mejor que pudimos”, reconocieron desde la CGT por el acuerdo del COPA 2015

Declaraciones de Alberto Maldonado, titular interino del confederal sanlorencino, reconociendo que el pedido del 42% de incremento original, era imposible de concretar.


Tal como informara ayer SL24, empresarios y gremialistas acordaron un aumento de 27,8% para el Salario Mínimo Regional (ex COPA) 2015, aplicable retroactivamente  abril pasado.

De esta manera, los haberes pasarán de $10.500 a $13.420 una vez que cada sindicato partícipe suscriba el respectivo convenio y se homologue en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Esta vez, las negociaciones fueron más extensas de lo esperado, ya que el primer pedido de aumento se expuso por allá a fines de febrero. Claro que, desde entonces, se sucedieron varias situaciones que alteraron el normal desenvolvimiento de las negociaciones.

Primero, porque a la par del reclamo salarial de la CGT se interpuso el de la Federación de Trabajadores Aceiteros de la República Argentina, que también salieron a plantear el mismo pedido de aumento e incluso compartieron alguna primera medida de fuerzas que impulsó esta última entidad. El conflicto tomó tal repercusión y se extendió tanto en el tiempo (más de 20 días) que la petición cegetista quedó en un segundo plano.

Y segundo, porque el liderazgo que emprendía Edgardo Quiroga en la CGT dejó de existir. Tras su renuncia a la secretaría general, el COPA perdió a su principal pieza negociadora y ello fue hábilmente aprovechado por el empresariado agroexportador.

“Negociamos lo mejor que pudimos”, reconoció Alberto Maldonado, delegado local del Centro de Patrones Fluviales y actualmente a cargo del confederal en declaraciones radiales, aludiendo a que el panorama no es el mismo al del año pasado, ni al de comienzos del presente.

Maldonado alegó la “presión” del gobierno nacional para acordar paritarias “limitadas”, y a la vez, un panorama económico distinto al de 2014. Además, pesó la experiencia por la que atravesó la Federación de Trabajadores Aceiteros, que tras reclamar un aumento de 42% terminó acordando cerca del 28%, más algunos adicionales, y el descuento de varios de los días no trabajados por el paro emprendido.

Tras el acuerdo, el paro que la CGT San Lorenzo había anticipado para hoy, en caso de no entender un acuerdo, quedó desafectado.

En definitiva, tras tres meses de iniciadas las discusiones, el COPA se cerró sobre la base de 27,8%, a lo que algunos gremios incorporarán uno que otro adicional para lograr algún punto más, aunque ello será establecido de común acuerdo con la cerealera con la que suscriba el convenio.,

Los próximos pasos son la rúbrica de dicho acuerdo y su homologación por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación.

El COPA o Salario Mínimo Regional comprende  a los trabajadores que emprenden actividades dentro del complejo sojero local independientemente de su afiliación sindical y su convenio laboral.

Comentarios