Tribunales de San Lorenzo

Negro Titi va a prueba para determinar si fue autor de un crimen en Bermúdez

El fiscal Ledesma le atribuye el delito de homicidio calificado de Sergio Almirón, baleado el 7 de abril en la Bajada del Espinillo. Damián A. será sometido a rueda de reconocimiento, entre otras medidas, para avanzar en la investigación.


La última vez que cayó, al Negro Titi le secuestraron una ametralladora FMK3, entre otras armas, en su casa de barrio El Espinillo de Capitán Bermúdez. Quince días antes, precisamente el 11 de abril, también lo habían detenido por el crimen de Sergio Almirón, baleado el 7 de aquel mes de un tiro por la espalda. En la audiencia virtual de ayer, el juez Juan José Tutau aceptó hacer la medida de prueba que propuso Fiscalía San Lorenzo. Entre otras, someter al imputado por homicidio calificado a una rueda de reconocimiento, para que la investigación avance y determine al autor del disparo que acabó con la vida de Almirón, según informaron desde el Ministerio Público de la Acusación.

El 11 de abril allanaron la casa de Damián A., alias Negro Titi. Incautaron tres escopetas calibre 16, una pistola 9 milímetros y un centenar de cartuchos de diverso calibre. También secuestraron una balanza de precisión y envoltorios de cocaína dentro de su Citroen C4. En ese mismo operativo arrestaron a su pareja Brenda D., de 24 años.

Dos días después, el fiscal Juan Ledesma solicitó la prisión preventiva para Negro Titi. Le atribuyó el homicidio de Almirón, agravado por el uso de arma de fuego, tenencia de armas, violación de medidas adoptadas para impedir la propagación de la pandemia, desobediencia y amenazas. El juez Juan José Tutau le dictó al imputado la libertad con restricciones, señalaron desde el MPA. El fiscal Ledesma apeló la resolución de la audiencia.

Negro Titi es investigado por el crimen de Almirón, el rosarino de 25 años que el 7 de abril ingresó al Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria con herida de arma de fuego en la espalda. A raíz de la gravedad del cuadro fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez de Rosario. Falleció al día siguiente.

El sábado 11, el Negro Titi cayó por primera vez en dos semanas. En su casa de la Bajada de Electroclor, estaba en calzoncillos y con un arma en la mano cuando irrumpieron efectivos de la Agencia de Investigación Criminal. Lo acompañaba su pareja, Brenda. Secuestraron armas, cartuchos, celulares, balanzas de precisión, cocaína y demás elementos de interés para la investigación.

A menos de dos semanas de la libertad con restricciones, el Negro Titi volvió a caer. Tras un robo calificado en Capitán Bermúdez, fue detenido con una ametralladora K3, cargador y municiones.

Comentarios