Nieta de concejal secuestrada por la madre: la desesperada búsqueda del padre

Sandro Garrido busca con ayuda de la Policía Federal y de Interpol a su hija Carolina, de 10 años. Tiene su tenencia y su ex esposa no se la devuelve. Estaría en Catamarca, donde fue a pasar una semana junto a su madre en el mes de abril.


Carolina tiene 10 años y desde hace más de 2 está bajo custodia de su padre, Sandro, de la ciudad de Rosario. La tenencia se la otorgó la jueza Valeria Vittori, del Tribunal Colegiado de Familia N° 7, luego de que la niña sea descubierta con un avanzado cuadro de desnutrición, una fuerte adicción al azúcar, parásitos y un severo caso de pediculosis. La tenencia de la niña se dio luego de que ella misma declarase que no convivía con su progenitora, sino con sus abuelos y tías.

En abril de este año, el juez catamarqueño Walter Peirano le dio a la madre de la niña, Silvia Llompart, la oportunidad de estar con la nena en la localidad donde vive, Chumbicha, provincia de Catamarca, por un período de7 días. Pero ese lapso pasó y la niña nunca regresó a su casa paterna. Dato no menor es que el padre de Silvia y abuelo de Carolina se llama José Nicolás Llompart y es concejal de la localidad mencionada.

Y a partir de allí comenzó la desesperada búsqueda de Sandro, que fue acompañado de fuerzas policiales hasta la localidad de Chumbicha en busca de Carolina. Según contó una allegada a SL24, incluso, el hombre se presentó en la vivienda materna y “los allí presentes sacaron a la niña por un patio trasero”.

La búsqueda de Sandro se prolongó durante todo el mes de junio y no tuvo rastro alguno. Como guiño cruel del destino se puede señalar que cuando el hombre se volvía a Rosario recibió un mensaje diciendo que la niña estaba en la plaza principal del pueblo; pero cuando fue a buscarla ya no estaba.

Hoy la búsqueda de Carolina Garrido y de su madre Silvia Llompart se amplió e interviene en la pesquisa personal de la Policía Federal Argentina y de la Interpol. Su rastro es seguido en las provincias de Catamarca, La Rioja, Córdoba, Neuquén y Santa Fe.

La familia paterna de la niña está preocupada por lo que pueda pasar y la busca desesperadamente. “Carolina tiene todas sus actividades y planes en Rosario para el momento de su regreso. Hace gimnasia artística, está afiliada a uno de los grandes clubes rosarinos y se había ido a inscribir a la Academia del Teatro Broadway. La nena ya había organizado su vuelta y su vida en la ciudad”, señalaron sus allegados.

 

Comentarios