¡Socorro!

No apto para claustrofóbicos: lo dejaron encerrado en la bóveda de un banco

Según posteó un joven llamado Esteban Cervi en Twitter, ingresó al área de cajas de seguridad de un famoso banco. Cuando terminó su trámite comprobó que lo habían dejado encerrado y nadie escuchaba sus gritos de auxilio.


Según posteó un joven llamado Esteban Cervi en Twitter, que estaba visitando nuestro país porque no vive aquí, ingresó al área de cajas de seguridad en la bóveda de un famoso banco de CABA, pero cuando terminó su trámite, comprobó que lo habían dejado encerrado y nadie escuchaba sus gritos de auxilio.

Cómo aún tenía señal de internet, aprovechó el tragicómico momento para hacer un hilo de publicaciones en Twitter que se hicieron virales.

Arrobando al banco, sus posteos se acumularon de la siguiente manera:
“Me dejaron encerrado en las cajas de seguridad. ¿Me abren por favor? Me cansé de gritar y no tienen timbre, por suerte llegan datos móviles.”

“Llamé a la policía al 911 porque en el banco no atienden teléfono ni responden DMs. Ideas?”

“Vino la policía. Ya estoy afuera. Gracias”

“Estuve haciendo señales a las cámaras, gritando, golpeando puertas, nadie se dio cuenta. Nadie mira las cámaras de seguridad ni saben si hay movimiento. Y no, un timbre es un dispositivo muy avanzado, no tenían. Avise por DM, llame, nunca me contestaron”

“Por suerte en el 911 me atendieron al instante, entraron al banco, escucharon mis gritos y me rescataron. Excelente la policía”.

“Y así finalizan mis primeras 24 horas de turista en Argentina. Aclaro que ya no vivo en Argentina (país que amo para siempre) y que fui a cerrar la cuenta y sacar un reloj que era de mi viejo que falleció súbitamente en 2013. No tengo un mango literal. Toda mi riqueza está en vinos, libros y un par de emprendimientos”.

La entidad bancaria en cuestión le contestó con un: “Te pedimos disculpas por las molestias ocasionadas. Ya estamos con vos por privado. Aguardamos tu respuesta.”

Por supuesto también se sumaron comentarios graciosos de terceros, por ejemplo, uno que decía “El cepo argentino no solo se queda con tu plata, también te deja a vos encerrado” y otro: “Discúlpame pero estás usando el celular dentro del banco, espero que te pongan la multa correspondiente, saludos”.

Comentarios