No da pie con bola: la exportación del biodiesel cayó 55% y los valores de venta, el 65%

También la producción se redujo durante los primeros diez meses del año, respecto a 2014: casi el 30%. Igual, el sector exportador sigue apostando por un “mejor futuro inmediato”


Las empresas dedicadas a la producción de biodiesel radicadas en la región tienen muy poco para celebrar con vistas al cierre del año. Es que la producción de este biocombustible se redujo, respecto a 2014, y más aún se restringieron sus volúmenes exportables

La producción de biodiesel tuvo una fuerte caída en los primeros diez meses de 2015, respecto a igual período del año pasado: 29,4%. Y si este dato es preocupante para los industriales, que en su gran mayoría están radicados entre San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes (producción destinada íntegramente a su exportación), más aún lo es el derrumbe sufrido en valores, que se retrotrajo en 65%.

Traducido en dinero, desde enero a octubre último se exportó combustible por un total de 388,2 millones de dólares, contra los más 1.000 millones en igual período de 2014. Y en producción, el total fue de 333 mil toneladas, contras las 605 del año pasado.

«Tras el récord productivo de 2014, el sector de biodiesel atraviesa una evolución dispar en el corriente año, la producción de biodiesel cayó un 29,4% con solo 1,53 millón de toneladas en el acumulado de diez meses de 2015, en línea con la brusca contracción de las exportaciones en volúmenes en este período (55,5%)», sostuvo el reporte.

La retracción en el sector es de dimensiones significativas, y si bien desde principio de año se preveía una situación así, no se la dimensionaba tan grave, más aún cuando en 2014 la industria logró “repuntar” respecto a años anteriores.

Pero está visto que el panorama volvió a centrarse sobre lo ocurrido durante 2012 y 2013, época en la que el empresariado sobrellevó una “mala racha” devenida de las políticas ambivalentes del kirchnerismo.

¿Y qué pasará con el personal? Es cierto que existe cierto temor sobre su continuidad laboral, pues se trata de una industria en constante retracción. Sin embargo, el empresariado sigue apostando por un mejor futuro y sostiene su palabra de no promover despidos ni suspensiones.

Esta definición debe ser entendible por sindicalismo, y si bien su dirigencia lo sabe y lo interpreta, deberá traducirlo en hechos.

«Tras el récord productivo de 2014, el sector de biodiesel atraviesa una evolución dispar en el corriente año, la producción de biodiesel cayó un 29,4% con solo 1,53 millón de toneladas en el acumulado de diez meses de 2015, en línea con la brusca contracción de las exportaciones en volúmenes en este período (55,5%)», sostuvo el reporte de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES), base de este informe.

En este contexto, y por primera vez en la historia, la industria de biodiesel aumentó sus ventas en el mercado interno para compensar (parcialmente) el derrumbe exportador.

«De esta manera, mientras que en 2014 el 62,2% de su producción se exportó y el 37,8% se destinó al mercado interno, en el acumulado a octubre de 2015 la relación se invirtió, ya que el mercado interno absorbió el 60,5% de las ventas del sector y solo el 39,5% se exportó», se indicó.

Por último, el análisis expone que la Unión Europea casi desapareció entre los principales compradores, siendo el principal destino, en valores, los Estados Unidos, con el 77,7%, seguidos por Perú (17,5%) y por Reino Unido (más el Peñón de Gibraltar), con el 2,5% del total.

Comentarios