“No nos temblará el pulso para separar a los policías corruptos», dijo el futuro ministro de Seguridad

Se trata del radical Maximiliano Pullaro, designado al frente del área por el electo gobernador Miguel Lifschitz. También aseguró que tiene pensado una “reestructuración” de la fuerza


Maximiliano Pullaro, el dirigente radical elegido para ocupar el cargo de ministro de Seguridad de la provincia del próximo gobierno de Miguel Lifschitz, aseguro esta mañana que «en nuestra gestión no va a haber lugar para mezclar la paja con el trigo, no nos temblará el pulso para separar a los policías corruptos».

En declaraciones a la prensa, Pullaro dijo que «aceptamos la responsabilidad que plantea el gobernador electo para la cartera de Seguridad púbica. La principal demanda que hoy reclama la ciudadanía es resolver este tema. Desde el 15 de junio empezamos a estudiar un plan de seguridad y tenemos la decisión política de llevarlo adelante. Paso a paso trataremos de mejorar la seguridad pública

«En nuestra gestión no va a haber lugar para que se mezclen la paja con el trigo, hay que jerarquizar a los buenos policías y no nos temblará el pulso para separar policías corruptos que pueda tener la institución policial», agregó Pullaro.

El nuevo integrante del gabinete del gobernador electo Miguel Lifschitz amplió que «los policías buenos los domingos y los días de calor salen a patrullar para prevenir el delito, van a los operativos, suena una alarma y allí están arriesgando su vida. Con esos efectivos queremos construir una nueva policía en la provincia y apartar a los malos».

Pullaro también resaltó que «vamos a reestructurar la policía de la provincia, vamos a reconstruir el orden y la verticalidad en la provincia, la presencia territorial y el prestigio social. Habrá una nueva mirada desde la administración pública de la policía de la provincia, profundizando esa mirada y el control no sólo de los actos de corrupción sino controlando también el servicio efectivo».

El designado ministro de Seguridad destacó que la Policía de Santa Fe «es una de las mejor equipadas y con más cantidad de móviles de la república. Hay que discutir el salario pero también entendemos que es una de las fuerzas mejor pagas, por ahí no pasa el problema. Hay que mejorar la calidad de trabajo, las horas de prestación de servicio, los lugares donde tiene que descansar y la formación de la policía. Por ahí pasa la principal prioridad del ministerio».

Fuente: La Capital

Comentarios