El más emblematico

No pudo con la pandemia: Cierra un histórico salón de fiesta de San Lorenzo

Luego de 39 años de actividad. El cese de turismo estudiantil por la pandemia fue uno de las razones que los llevó a tomar la decisión. Por sus mesas pasaron el ex presidente Carlos Menem y artistas como Mercedes Sosa.


Foto de una de las cientos de fiestas que se hicieron Fuente facebook

Quedarán los gratos recuerdos de noches únicas entre sus cuatro paredes, donde se celebraron numerosos eventos sociales. Luego de 39 años de actividad, el salón de fiestas Don Quijote cerró sus puertas. La decisión fue comunicada el pasado miércoles y generó un profundo pesar en quienes formaron parte del lugar.

El cese de turismo estudiantil por la pandemia fue uno de las razones que llevó a sus titulares a tomar la resolución, ya que en los últimos años ofrecía un servicio gastronómico que se había convertido en el fuerte de la empresa ubicada en la esquina de Dorrego y José Ingenieros.

«Creemos que este año no habrá viajes. Era una decisión que la fuimos tomando de forma escalonada. Lo que ocurre es que estamos por cumplir 40 años de trabajo; en ese período se sumaron los años nuestros vividos y puestos al servicio de la gastronomía y el salón de fiestas «, contó Raúl Maciel, fundador del lugar, en diálogo con Radio Black 92.5.

Con la nostalgia propia de una situación así, pero seguro de que es momento de cerrar una etapa, Raúl sostuvo que están «conformes y contentos» con el cariño que han recibido por parte de la gente durante todo este tiempo. «Hay ciclos en la vida que aceptar y digerirlos», reflexionó.

San Lorenzo ha ido reforzando en los últimos años su carácter turístico con base en el espíritu sanmartiniano. En ese sentido, Don Quijote se transformó en el punto de referencia para la gastronomía, creando un servicio especial destinado a los contingentes escolares que llegaban a la localidad.

Además, quedarán algunas historias para recordar. Por sus mesas han pasado figuras como la del ex presidente Carlos Saúl Menem durante una visita a la región, y artistas que formaban parte de los grandes eventos de la ciudad, como Mercedes Sosa o Los Fronterizos. «Se llenaba de gente buscando un autógrafo», recordó Raúl.

«Nos han mandado fotos de eventos que no recordaba», confesó el propietario y contó: «Una mujer celebró sus 15 años con nosotros, se casó acá y también festejó los 15 de su hija». Sin dudas Don Quijote fue un lugar que atravesó a distintas generaciones.

Raúl imaginó el futuro alejado del salón. Habló de disfrutar el hecho de no tener la responsabilidad de llevar adelante un servicio y anticipó que habrá viajes para «recorrer la Argentina». «Hemos vivido un montón de cosas y muy pocas fueron negativas. Todo lo que se ha ido cosechando con el trabajo y el amor que uno le puso a todo esto, ha tenido la respuesta en el calor de la gente», concluyó.

Comentarios