#NochesSalvajes Amenazó y golpeó a policías e inspectores de tránsito en un control de rutina

En la madrugada de ayer, un conductor sin documentación intentó resistir la remisión de su auto al corralón. Al final, terminó preso y sin su vehículo


En la madrugada del sábado, el conductor de un Fiat Duna blanco fue mucho más allá de toda razón  cuando fue detenido por un control de tránsito, en calle San Carlos y Avenida del Combate.

Como no tenía la documentación del coche, no tuvo mejor idea que comenzar a insultar a los inspectores, y por el nivel de gritos e improperios,  intervinieron miembros del Comando Radioeléctrico para que el masculino deponga su actitud; es entonces cuando éste comienza a golpear a los uniformados, aunque a los pocos minutos logran reducirlo y esposarlo para su posterior trasladado a la comisaria 1º de San Lorenzo, por resistencia a la autoridad.

Este tipo de hechos son casi habituales en las diferentes ciudades del Cordón Industrial, haciendo que tanto el personal policial y cuerpo de inspectores deban capacitarse permanentemente para el manejo de este tipo de situaciones que, en algunos casos, son extremas, como fue hace algunas semanas atrás cuando más de 50 jóvenes que intentaron linchar un policía a la salida del boliche FENDI en San Lorenzo.

Otro caso recordado fue protagonizada por un ex candidato a concejal que se negó a que su vehículo fuese trasladado al corralón municipal y permaneció en su interior por horas, sin que inspectores y policías pudieran concretar su objetivo. «auto proclamado como defensor del pueblo» Marcelo Remondino, quien estuvo más de 5 horas dentro de su vehículo para evitar que remitan su camioneta al corralón, en su momento y en virtud de no poder cumplir con su trabajo el cuerpo de inspectores junto al sindicato declararon una medida de fuerza que duro 48 horas, en pedido que no se realicen más controles de transito sin la presencia policial, la medida fue evaluada y aprobada es por ello desde febrero de 2014 todo control tiene el apoyo de las fuerzas policiales. 

Comentarios