Indiferencia a las normas

Novaro: “Tenemos un sistema político muy poco favorable a la cooperación”

El analista e investigador del CONICET explicó que vivimos en un país en el cual “se repiten los problemas institucionales”. Además de la fragmentación de los partidos. También remarcó que el presidente Javier Milei cuenta con “una oportunidad histórica” por el apoyo de la sociedad

El sociólogo Marcos Novaro, en una entrevista con CNN Radio Rosario, habló del sistema político en el país, tras la publicación de su nuevo libro “Por qué es tan difícil gobernar Argentina”, al detallar: “Yo me ocupo de una parte del problema que tiene muchas facetas, Carlos Nino hablaba de nuestra permanente indiferencia a las normas, ese es un aspecto, sin dudas que hemos elegidos gobiernos malos, es otra dimensión del problema, porqué se repiten los inconvenientes institucionales”, anunció.

Después hizo hincapié del problema que nos aqueja hace décadas: “La sociedad apuesta con cierto entusiasmo, se ilusiona con los proyectos, pero el déficit está en nuestros sistemas políticos que son muy pocos favorables a la cooperación y hacen falta porque se necesita reformas. Hay una fragmentación política, una multitud de partidos que compiten por el poder, lo vemos de forma extrema con Milei. Pero esto viene desde hace 20 años y no llegan los acuerdos para que los sostengan los partidos”, indicó.

Y dio un claro ejemplo: “Acá es muy precario el funcionamiento en la relación del presidente con sus ministros, en muchos países está institucionalizado, el gabinete se reúne regularmente, hay acuerdos. En Argentina no existe nada de eso, el presidente hace lo que quiere, tiene a sus preferidos. Algunos nunca reúnen el gabinete, Milei no lo hace, manda a otro, se creó la jefatura de gabinete para resolver una serie de problemas y termina siendo un secretario del presidente”, manifestó.

Luego agregó: “Otro fenómeno es la no cooperación de los partidos, como en el Congreso, en otros lugares no permiten la fragmentación, no se premia al oportunista, está castigado, acá se hace todo lo contrario. Se crean bloques únicos y tienen representación en las comisiones. Las dificultades que enfrenta el gobierno de Milei con minoría son importantes, tiene que negociar con 50 tipos que lo extorsionan para venderle su voto en forma particular, cada uno pone su kiosquito político. En la época del Kirchnerismo no les importaba porque tenían plata, el ejecutivo compraba y pagaba, después se terminó”, recordó.

También aclaró: “Los actores que quieren reformas creen que puedan sacar ventaja de las reglas, como Milei que no quiere la ley de ministerios, piensa que le conviene tener una relación personalizada para que sean leales a él. Prefiere tener una relación de confianza con Bullrich y no un acuerdo con el PRO, lo mismo hizo Macri con algunos ministros radicales, amigos de él que lo separaba del partido”, detalló.

Finalmente reflexionó sobre el complicado momento económico que atraviesa el país y la chance de Milei para cambiar la situación con el apoyo de la población: “Tiene una gran oportunidad por la tolerancia de la sociedad en este momento que está soportando un ajuste muy duro. Y una gran ventaja porque sus opositores le hacen permanentemente favores. La gente piensa que mejor funcione lo de Milei porque si no nos vamos al tacho. No es que están entusiasmados, si no que suponen que es esto o nada”, afirmó.

Para culminar, dijo: “Cuenta con una oportunidad histórica, no estará tan condicionado como otros gobiernos. Yo no veo tanta novedad, repite mucho de los vicios, personalización y oportunismo del poder, mantener la máxima autonomía y negociar lo menos posible. No tiene el plan de formar una coalición más amplia, plantea competir solo, sino le responde la economía, después será tarde buscar alianzas para ganar. Es lo que le está pasando ahora con Macri que hace esta muestra de diferenciación con ese documento y el pataleo por la ciudad para tomar distancia, van a terminar desgastándose uno al otro”, consideró Novaro.

5