Editorial

Nuestra región exporta el 46% del total nacional y no existe en la campaña presidencial

Por Nicolás Carugatti


Arturo Frodizi y Antonio Carugatti (intendente de San Lorenzo) inauguración de poliducto en San Lorenzo

Cada proceso electoral tanto nacional como provincial me lleva a reflexionar sobre la importancia que nuestra región debería tener en el armado de las agendas electorales, producto de la centralidad económica que se concentran en menos de 20 kilómetros de costa del río Paraná que alberga a más de 17 plantas y puertos agroexportadores, que a su vez generan más del 46% de la exportaciones totales del país y algo más del 65% de los dólares que ingresan a las arcas nacionales.

La campaña electoral de la provincia de Santa Fe de hace pocas semanas en la que saliera elegido Omar Perotti, ninguno de los candidatos hizo mención alguna de la región, muy por el contrario recorrieron la zona con agendas políticas centradas en fotos de campañas con lideres territoriales sin concentrar ninguna energía en concertar con organizaciones empresariales, sindicales y/o sociales proyectos de mediano y largo plazo que ayuden a consolidar el Cordón agroexportador más grande del mundo, a la vista de cómo se viene desarrollando la campaña electoral de los candidatos a presidente con más chances, Alberto Fernández y Mauricio Macri, todo hace suponer que volveremos a estar en el ostracismo de la agenda nacional de campaña.

Sería muy fácil hacer responsable de nuestra falta de visibilidad nacional a los mandatarios de turno y con seguridad estaría errando en el diagnostico, ya que con tan sólo recorrer las organizaciones sindicales y empresariales de nuestra región podremos comprobar rápidamente que la mirada que están encarnas tiene un sesgo regional sin ningún plan de acción en lo largo de sus historias que busque instalar en las agendas nacionales las virtudes y problemáticas del Cordón agroexportador más grande del mundo.

Ojalá no sea tarde

Hemos visto a lo largo de la historia global como polos de desarrollo industriales se van deteriorando hasta su extinción por cambios en las matrices productivas, nuestra región no escapa de ello, actualmente estamos viendo como en estos años y delante de nuestras narices va muriendo el polo petroquímico que impulsará Frondizi finales de la década del 50 sin que nadie realice acciones para adaptar o refundar aprovechando los conocimientos y la experiencia de dos generaciones de trabajadores que impulsan la industria desde hace más de 70 años.

Frondizi en San Lorenzo

Esperemos que no sea tarde para la industria agroexportadora, actualmente lidera la carrera de la innovación en procesos de extracción de aceite envidiados en todo el mundo, pero cambios en la geopolítica están haciendo que más porotos de soja salgan de nuestros puertos sin ser procesados, para esto sólo alcanza con analizar las dos inversiones que se están llevando adelante en la localidad de Timbúes, empresas como ADM y ACA jugadores centrales en la cadena de valor agrícola construyen puertos con capacidad de almacenaje para optimizar sus procesos de exportación de granos.

La dirigencia regional debe tomar conciencia de los procesos acelerados que está viviendo el mundo producto de la revolución digital y trabajar en consecuencia para no llorar sobre “el aceite derramado”.

 

 

 

 

10