¿Y los controles dónde están?

Nuevo aumento en los comestibles y desmedido incremento en electrodomésticos

El índice inflacionario del Indec dice una cosa, pero el mercado ofrece otra. Esta semana, algunos alimentos tuvieron subas de hasta 15%. Y la línea blanca de artículos para el hogar valen el doble que un año atrás


La Cámara de Supermercados y Autoservicios de Rosario (Casar) alertó acerca de una escalada de aumentos de precios en productos de consumo masivo que van del 10 al 15 por ciento.

Los porcentajes van en contra del último índice difundido por el Indec que situó la inflación de agosto en 2,7 por ciento, mientras que para el rubro mayorista fue de 4,1 por ciento.

Con estas suba, la inflación minorista alcanzó al 18,9 por ciento en lo que va del año y 40,7 por ciento en los últimos doce meses.

Los precios mayoristas sumaron 14,7 por ciento de enero a la fecha y 35,3 por ciento en relación a igual mes del año pasado.

¿A que responde entonces semejante desatino?

“En estas últimas semanas recibimos listas de precios con aumentos que van del 10 a 15 por ciento en productos que son de consumo masivo. Por eso salimos a denunciar que estamos en un cuello de botella, porque no se puede trasladar ese aumento de precios a las góndolas”, dijo el vocero de Casar.

En ese sentido, precisó que el incremento se vio reflejado en un 7 por ciento en los aceites; 7 por ciento en lácteos; 15 por ciento en derivados de aceite; 12 por ciento en harinas y bebidas alcohólicas, entre un 12 y un 15 por ciento.

Así como muchos comestibles tienen una suba de valores desmedidas y mucho más que los índices inflacionarios, algo similar sucede con otro rubro que, en estos últimos días, se observa una gran demanda: los electrodomésticos.

Si de un año atrás a la fecha la inflación rondo un poco menos del 50 por ciento, estos productos se incrementaron al doble, es decir, en un 100 por ciento.

Sólo vale observar lo que se pagó un calefactor o un aire acondicionado en agosto de 2019 e ir a comprar uno durante estos días. Las diferencias son asombrosas.

Si bien aquí podría aducirse un resultado del juego entre oferta y demanda (incrementada esta última con los planes de Ahora 12), no por ello puede justificarse semejante aumento.

Desde las reparticiones públicas encargadas de efectuar los controles de precios, sus funcionarios definitivamente parecer mirar para otro lado.

Comentarios