Nuevo récord de la deuda de bancos españoles

En julio, el endeudamiento volvió a superar su techo histórico, alcanzando los 375.549 millones de euros, según datos del Banco de España publicados hoy.

A logo is seen outside the headquarters of Bankia SA in Madrid, Spain, on Wednesday, May 9, 2012. Spain said it would take over Bankia SA and prepared to inject public funds into the banking group with the most Spanish real estate as part of government efforts to bolster confidence in the country's lenders. Photographer: Angel Navarrete/Bloomberg

La cifra, que revela la capacidad de los bancos españoles para financiarse en los mercados en lugar de hacerlo ante el Banco Central Europeo (BCE), encadena sucesivos récords negativos desde enero.

El recurso de los bancos españoles al BCE, que se había disparado hasta los 131.900 millones de euros en julio de 2010, había luego bajado regularmente, hasta 42.230 millones en abril del 2011.

Pero desde julio 2011 volvió al alza. Dio un nuevo salto de 10,2% entre junio y julio, pasando de los 337.200 millones de euros a 375.550 millones de euros, después de haberse disparado un 17,2% entre mayo y junio y un 9,2% entre abril y mayo.

El monto había crecido sobre todo por la inyección de liquidez del BCE, que había efectuado en diciembre y febrero dos préstamos a tres años, a tipos de interés ventajosos, a los bancos de la zona euro.

La primera atrajo a más de 500 bancos por un total de 489.000 millones de euros, la segunda a 800 bancos por valor de 530.000 millones de euros. Esta inyección de capital tendía a ayudar a los bancos, que tenían problemas para financiarse en los mercados en un clima general de desconfianza por la crisis de la deuda que golpea a la Eurozona.

El BCE contempla una nueva compra de deudas española e italiana, pero bajo condiciones muy estrictas.

Los bancos españoles, algunos de ellos muy expuestos a las deudas tóxicas dejadas por el derrumbe del sector inmobiliario, fueron objeto de un plan de ayuda europeo de hasta 100.000 millones de euros. Una primera entrega de la ayuda, por 30.000 millones, podría ser efectuada en breve, según la prensa.

Los inversores siguen inquietos y los mercados exigen tasas muy elevadas, que también alcanzaron récords en julio, para pretar dinero a España, haciendo temer un rescate más global de la economía del país.

Comentarios