Paro de actividades

Obrero denunció que los patrones le “armaron” una causa y lo metieron preso

Se trata de un delegado sindical de Guerrero Motos. La información primaria indicaba un intento de hurto. El inculpado lo niega y precisa que estaba trabajando cuando irrumpió la policía y se lo llevó


Javier Baez es (o era) un obrero de la firma Guerrero Motos, radicada en San Lorenzo y dedicada al ensamblaje de motos.

Ayer fue apuntado como empleado infiel al intentar un hurto, de acuerdo a lo denunciado por los propietarios de la firma.

Tal noticia indicaba que al retirarse de su turno laboral, el vigilador de guardia intentó requisarlo y ante su negativa se llamó a la policía, que descubrió dentro de su bolso un elemento que pertenecía a la firma.

Sin embargo, Baez negó tal versión.

“Estaba en mi sector de trabajo cuando entraron policías que llegaron en tres patrulleros. “Te llevamos por las buenas o te esposamos”, afirmó que le dijeron.

Según el obrero, que a su vez es delegado gremial, preguntó el motivo de su detención, a lo que le respondieron que la razón era por un robo denunciado por sus patrones.

A pesar de negarlo, fue trasladado igual hasta la comisaría. “Cómo voy a robar algo de la empresa si yo estaba adentro, en mi turno de trabajo, no salí de la fábrica; es ilógico lo que me acusan”, expresó. Y reconoció que le armaron una causa penal por su sola condición de ser sindicalista.

“No soy el único que tiene estas denuncias, hay otros delegados que también padecen esta persecución, pero nunca se había llegado a algo así; me trataron como un delincuente y me tuvieron por horas en un calabozo”, agregó.

En consecuencia, desde esta mañana el gremio al que pertenece (Smata) lanzaron un plan de lucha consistente en un paro de actividades.

Comentarios