Otorgan $ 2.000 millones adicionales a obras sociales

La superintendente de Servicios de Salud, Liliana Korenfeld, anunció que el Gobierno dará a las obras sociales un subsidio por $ 2.000 millones anuales.


Esta ayuda adicional del Estado es el Subsidio de Mitigación de Asimetrías (SUMA) que busca otorgar mayor financiamiento al sistema al compensar a aquellas obras sociales que presentan menor nivel de ingreso por afiliado y fortalecer a las obras con menos de 50.000 afiliados. Un tercio de la recaudación mensual que se destina al Fondo Solidario de Predistribución será destinado al SUMA. De ese tercio, el 20% se dividirá en partes iguales entre todas las obras sociales que tienen más de 5.000 afiliados. El 80% se va destinar directamente proporcional a la cantidad de afiliados que tiene cada Obra Social y no los recursos que recibe.

La Obras Sociales que tengan menos de 5.000 afiliados y, que a pesar de recibir fondos del SUMA no alcanzan el promedio del sistema, se les otorgará un subsidio adicional. Además, se estableció que en ningún caso el incremento que reciba la Obra Social más grandes no sea menos 1,5% ni mayor 8,5%. En tanto, para las obras sociales más chicas este tope no rige.

En conjunto las obras sociales más grandes tendría un crecimiento del 4.2% de recursos respecto a la situación anterior. “No todas recibirán lo mismo, las que tienen más recursos van a recibir menos que las que tienen menos recursos”.

Resumiendo, el Suma implica 2.000 millones de pesos adicionales que se inyectan al sistema pero que no reemplazan ni eliminan otro componente del sistema. Korenfeld indicó que las reformas que se están implementando tienen como objetivo “profundizar el accionar de las obras sociales y darles la cobertura que necesitan”.

Explicó que el nivel de atrasos en el análisis de los expedientes llevo a que coexistieran124.458 expedientes en proceso de análisis, con un promedio de 309 días para culminar el trámite. Para dar una idea de la envergadura de la tarea y la imposibilidad de llevarla adelante Korenfeld graficó “se hubiera requerido cerrar la APE por más de dos años para completar estas revisiones y pagos”. Para solucionar este problema se dispuso separar administrativamente los expedientes iniciados del 31 de diciembre del 2011 creándose la una APE Residual. Hace un mes se instaló el sistema de turnos on line para todo el país, agilizando la operatoria.

La funcionaria, que hace escasos meses, se hizo cargo de la participación estatal criticó el sistema anterior al que calificó de “obsoleto”. “El 50% de las obras sociales solo atiende el 30% de los afiliados y el otro 50% tiene que sostener la demanda del 70% del resto de los afiliados”, señaló la superintendenta.

Otra de las reformas administrativas anunciadas con la intención transparentar y agilizar el sistema es la eliminación de los expedientes “vía de excepción”. Asimismo en lo que respecta a los reintegros las facturas deberán contar con el CUIL del afiliado, información que será cruzada con la AFIP disponiendo toda la situación del beneficiario.Finalmente, no se se informó cómo y cuándo se comenzará a saldar la deuda que el Estado mantiene con los sindicatos por un monto estimado en 15 mil millones de pesos. Consultados los sindicalistas en off the record se mostraron satisfechos de que den más fondos para las obras sociales y se preguntaron qué va a pasar con lo que le deben.

Comentarios