Otorgaron 80 áreas petroleras a empresarios amigos del poder

Son, entre otros, Lázaro Baéz, Vila-Manzano, Cristóbal López y Daniel Lalín.


Cansadas de esperar que la Comisión de Energía del Senado convocara a un debate, las senadoras María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica) y Laura Montero (UCR) organizaron ayer un encuentro con expertos petroleros que pusieron el dedo en la llaga y pintaron un panorama desolador, con importaciones de combustible que escalarán más allá de los US$ 9.300 millones y que por su magnitud, la economía argentina no las resiste.

Desde temprano, el salón Arturo Illia se colmó con legisladores de los bloques de la oposición. El Gobernador de Chubut, Martín Buzzi, que había prometido asistencia, avisó horas antes que no iría.

Pero, ¿por qué llegamos a esta situación? El ex director de explotación de YPF, Gualter Chebli, lo atribuyó en parte a cómo se repartió el negocio petrolero en los últimos años. En Santa Cruz, por ejemplo, se licitaron 14 áreas: siete fueron para Cristóbal López y las otras siete para Lázaro Baez , “sin experiencia y con pocas intenciones de invertir”. Los nuevos actores entre los que predominan el grupo Vila-Manzano, Eurnekián, el ex banquero Raúl Moneta, el ex presidente de Racing, Daniel Lalín, los mencionados López y Baéz y la constructora Rovella Carranza de San Luis, se quedaron con 80 áreas, el 42,3% de las 189 en juego y comprometieron el 45% de las inversiones, unos US$ 885 millones, de los que hay pocas noticias.

A Chebli le bastó un ejemplo para entender a esos protagonistas “ignotos” y amigos de la Casa Rosada, que Estenssoro llama “los nuevos Berverly ricos”, en alusión a la antológica serie estadounidense. “En Córdoba licitaron ocho áreas que fueron para Vila-Manzano.

Al poco tiempo, la provincia descubrió que los avales que habían entregado para la concesión, estaban vencidos y tuvo que dar marcha atrás”, dijo Chebli.

En Chubut de las 13 áreas concesionadas, 12 fueron para los nuevos , en San Juan, las 3 que licitó; en Mendoza, 9 de las 12 ofrecidas y en Salta, 14 de 17. “Es necesario explorar, pero lo deben hacer los que saben, los que tienen el conocimiento . Las provincias deben fijarse bien a quien le adjudican las áreas. Hoy más que nunca, se necesita de la inversión, la capacidad y el uso de nuevas tecnologías”, dijo Oscar Vicente, presidente del Club del Petróleo.

Alieto Guadagni puso el acento en que se terminaron los años de la energía abundante, barata y exportable y “llegamos a la época de energía escasa, cara e importada”. Y expresó que desde 1998 cae la producción de petróleo por primera vez en la Argentina y desde 2004, también la de gas.

Fuente: iEco

Comentarios