Otra vez China dejó de comprar aceite de soja argentino y este año no adquirió un solo litro

Lo mismo sucedió entre abril de 2010 y mayo de 2011. Esta vez, en represalia por la suspensión de una megaobra que construía en nuestro país


Con septiembre se cerró el año de las ventas fuertes de aceite de soja y Argentino no logró colocar un solo litro de este producto en el mercado chino, históricamente un sitio de privilegio para la industria nacional que, durante el año pasado, exportó 525.320 toneladas.

Esta decisión, si bien no hay confirmación oficial, se debe a la paralización de las obras de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, en la provincia de Santa Cruz, y cuya construcción estaba en manos de un consorcio integrado por la corporación china Gezhouba Group Company y Electroingeniería S.A aún a su cargo la realización de la segunda termoeléctrica en Timbúes.

La razón de esa interrupción tuvo como objeto evaluar el costo asignado a ese emprendimiento, algo que el gobierno de Mauricio Macri viene desde su asunción para demostrar los sobrecostos que la gestión kichnerista asignó a este tipo de megaobras.

En este caso, ambas represas fueron asignadas por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner a cambio de un presupuesto de 4.741 millones de dólares.

Para la región, la noticia no es saludable, ya que esta industria concentra su grueso entre San Lorenzo y Timbúes. Mientras se celebra la recuperación del mercado europeo para la colocación de biosiedel a base de aceite de soja, se pierde un mercado importantísimo como el chino.

En los últimos años las exportaciones de aceite de soja a China se daban desde abril aproximadamente hasta septiembre y octubre, que son las fechas de mayor movimiento de la industria local asociadas muy directamente a la cosecha. Este año, prácticamente terminado ese lapso, las exportaciones están en cero.

Igual, sin este mercado, en lo que va del año se declararon exportaciones de aceite de soja por 4,61 millones de toneladas, a un valor de 3180 millones de dólares. La mayor parte de los envíos fueron a India, Egipto, Bangladesh, Perú, Argelia e Irán, entre otros países.

Cabe recordar que China ya había bloqueado las importaciones de aceite de soja de la Argentina entre abril de 2010 y mayo de 2011 como represalia a las medidas anti-dumping que aplicó, en ese entonces, el kirchnerismo a productos chinos.

Comentarios