"¿Y qué tenemos que ver?"

Otro conflicto sindical en puerta pone en jaque al complejo oleaginoso

El polo sojero de la región atraviesa una serie de situaciones que complica su logística con las protestas que diferentes gremios suelen llevar adelante. Ahora es el turno de otra organización obrera


El titular del Sindicato del Personal Embarcado de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, anunció la posibilidad de ejecutar medidas de fuerzas que, inexorablemente, afectará la producción y embarque en el complejo sojero d ela región, ya que de ser así no se podrá exportar.

El dirigente admitió que participará, el miércoles venidero, de la audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación y en la que también asistirá la Administración General de Puertos (AGP) y la empresa Hidrovía S.A., hasta ahora a cargo de la concesión del servicio de dragado en la hidrovía Paraná-Paraguay.

Asimismo, adelantó que en caso de no obtener respuesta satisfactoria “que aseguren el traspaso de los 800 trabajadores, el pago de sus indemnizaciones, el cumplimiento del convenio y la estabilidad futura de nuestros compañeros, conforme el Decreto 427/21”, realizarán una medida de fuerza con cese total de actividades.

Para Schmit, el panorama a futuro es incierto.

“No hay señales de un escenario claro. Se acerca la fecha de finalización de la concesión en la Hidrovía Paraná-Paraguay, prevista para el 13 de septiembre, y a partir de esa fecha la Administración General de Puertos será la responsable de mantener la operatividad de dragado y balizamiento de los 1300 kilómetros de vías navegables”, explicó.

“Las idas y vueltas relacionadas con esta definición, hacen que los trabajadores de la empresa -representados por nuestro sindicato- sean sometidos a la falta de certezas sobre su relación laboral; todavía ninguna autoridad les ha manifestado cómo serán contratados en la nueva etapa que se avecina, cómo se procede a su desvinculación y cómo se pagarán las indemnizaciones previstas por ley”, detalló.

El sindicalista recordó que el año pasado, los Ministerios de Trabajo y de Transporte se comprometieron a que no se habría “despido alguno”, pero hasta el momento tampoco sus autoridades le informaron cómo continuará esa relación laboral, a pocas semanas de concluir su vínculo.

Si el sindicato ratifica su advertencia, el paro de actividades impediría el ingreso y salida de los buques que tienen por destino el complejo sojero de la región, y por ende, la actividad volverá a resentirse. En este caso, por una situación que le es absolutamente ajena a ellos, tal como ya sucediera en otras oportunidades.

Fuente: infogremiales

Comentarios