Después de 3 años de la muerte de su padre se encadenó para reclamar trabajo en el Municipio

Una joven de San Lorenzo se encadenó en el Municipio para reclamar el puesto laboral de su padre -que era obrero-, quien murió en 2009. El reclamo laboral lo hizo en 2012 y ella busca ser administrativa.


Se llama Gisela Alegre y, luego de ser recibida la semana pasada por el Secretario de Gobierno del Municipio de San Lorenzo Iván Ludueña, esta mañana decidió volver a encadenarse. “El intendente no me atendió. Sí me reuní con Ludueña, pero fue negativa la reunión porque dicen que no me corresponde”, argumentó la joven.

Gisela reclama el puesto laboral de su padre, quien trabajó en el Municipio entre 1993 y 2009 (año en que falleció) y una categoría 8. Gabriela, la hermana, sumó al pedido que su hermana de 21 años viene reclamando esta situación desde el año 2012. El padre de la joven trabajaba como obrero en el Municipio, sin embargo, Gisela pretende ser empleada administrativa, espacio donde la Municipalidad no tendría pensado sumar gente por el momento.

“No soy la única que reclama esto, somos varios. Le conviene arreglar”, dijo Gisela. “Se vienen las elecciones y vamos a seguir reclamando”, agregó.

Roberto Casado, hijo del recientemente fallecido Manuel y quien suena como uno de los precandidatos a concejal por una de las ramas del peronismo local, también se sumó al reclamo y dijo que a él también le niegan el puesto de trabajo que era de su padre. Cabe destacar que dos de los hijos de Manuel Casado ya trabajan en el Municipio.

 

 

Comentarios