Inseguridad urbana

Otro violento asalto en la autopista con rotura de neumáticos y uso de armas de fuego

La conexión Rosario-Santa Fe volvió a ser blanco de una tragedia sin igual. Un matrimonio fue emboscado junto a sus hijos de 6 y 11 años y pasaron un muy mal omento


Laq autopista Rosario-Santa Fe volvió a ser blanco de un violento asalto.

Un matrimonio y sus dos pequeños hijos de 6 y 11 años se convirtieron en las víctimas de un grupo de malvivientes que no tuvieron reparos a que la situación acabase en una tragedia.

El hecho ocurrió en el kilómetro 145, cerca de la capital provincial, el pasado sábado por la noche.

De acuerdo al testimonio aportado por el conductor al portal airedesantafe.com, se toparon con trozos de adoquines en el asfalto y reventaron las cubiertas, pudiendo frenar el vehículo y estacionar en la banquina. Caundo descendieron, cuatro individuos los emboscaron apuntándolos con armas de fuego.

«Mientras hacemos señas de luces, mi nene más chiquito va al auto a buscar la mochila y ahí ve a los cuatro muchachos armados. Él buscaba dentro de la mochila el ticket del peaje y cuando vio a los ladrones salió corriendo por la ruta y ahí salió también la madre por atrás. Cuando me doy cuenta de lo que pasaba, me voy al auto y mi otro hijo les decía que no tenía nada encima. Los empiezo a putear y los corro. Mi hijo mayor (16) se bajó del auto, lo que es grandote los ladrones se fueron para atrás. Le pedí a mi hijo que me abra el baúl, saco un fierro y los delincuentes salieron corriendo», describió Pedro Oviedo, una de las víctimas.

Por su parte, su esposa Yanina contó que al tener un teléfono con una llamada activada para denunciar lo que sucedía, la policía llegó al lugar y se enteró de lo que pasaba. El patrullero fue hasta el peaje de la ruta nacional 19 y tomaron por el camino de tierra a la vera de la autopista. Los ladrones estaban escondidos entre los pastizales y escaparon hacia el barrio los Vegas. «La policía llegó y también la gente del peaje. En todo momento mi hijo corría por arriba de la ruta para el lado de Sauce Viejo,fue un momento de nervios», describió.

Cuando llegaron a la comisaría para radicar la denuncia, se encontraron con un Peugeot 206 destruido: un día antes le había ocurrido algo similar. Pedro contó además que detrás suyo pasó un coche que también se llevó por delante los adoquines, pero que no detuvo su marcha.

 

Comentarios