Padres detenidos por violento maltrato infantil

Un bebé de apenas cuatro meses fue internado anteanoche con un traumatismo de cráneo severo y varias fracturas en sus extremidades. Fueron detenidos la madre y el padre del niño.


Un bebé de apenas cuatro meses fue internado anteanoche con un traumatismo de cráneo severo y varias fracturas en sus extremidades que, por sus características, hicieron sospechar sobre la presencia de un nuevo caso de maltrato infantil, lo que derivó en la detención de la madre y el padre del niño, residentes en la vecina localidad de Roldán y de 18 y 20 años respectivamente. El hecho fue puesto en evidencia por la denuncia de vecinos de la pareja, lo que motivó la intervención policial y la derivación del pequeño al Hospital de Niños Víctor J. Vilela de Rosario, tras ser atendido sucesivamente en un efector de Roldán y en el Hospital Provincial del Centenario.

Además de claros signos de un fuerte golpe en la cabeza, el niño presentaba fracturas en las costillas, clavícula, fémur y tibia ocurridas en diferentes momentos, lo que en principio es indicio de lesiones provocadas por golpes violentos y reiterados y no, como argumentó la madre del pequeño, de un accidente doméstico puntual. Las características del caso, entonces, fueron encuadradas en presunto maltrato infantil, y los progenitores detenidos bajo la sospecha de ser responsables de causar “lesiones graves” a su hijo.

En la comisaría 6ª de Roldán explicaron que, tras un llamado de vecinos advirtiendo sobre la presencia de un menor solo y llorando en su cochecito sobre la vereda, personal policial arribó poco después hasta la vivienda de calle Sánchez de Thompson al 1100. Allí, la pareja de jóvenes que habita la casa franqueó el acceso de los agentes, quienes hallaron sobre la cama matrimonial a un bebé con hematomas en el rostro. Los padres argumentaron que una caída de la cama fue la que produjo la lesión visible de su hijo, pero la falta de convicción con que así intentaron explicar la situación despertó rápida desconfianza.

La policía trasladó al bebé primero a un hospital rural, donde le diagnosticaron hematomas en la región frontal y contusión en la región temporo-parietal derecha, además de observar fracturas en el resto del cuerpo. Ante el cuadro, y junto a su madre, el niño fue derivado al Centenario de Rosario, donde tras realizarle estudios recomendaron trasladarlo al Vilela.

Hasta esta mañana continuaba grave el bebé de 4 meses que ingresó anteayer al hospital Vilela, víctima de un nuevo caso de maltrato infantil. El pequeño ingresó al lugar con múltiples fracturas y en estado delicado. Según informó la subdirectora del Vilela, Velia Peralta, “el bebé continúa en la unidad de cuidados intensivos pero en la tomografía que se le realizó ayer se pudo observar que no hay lesiones intracerebrales”.

“El bebé tiene muchas fracturas, actualmente estamos esperando su evolución”, indicó Peralta.

Comentarios