Para 2012 se espera 30% más de tránsito fluvial

La escasa capacidad de espera en las radas del Paraná generará pérdidas millonarias, así lo indica un estudio de la Cooperativa Portuaria de Puerto San Martín


La Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto San Martín, anticipó una problemática que se dará durante 2013 y que afectará el sistema productivo portuario local.“Todos los pronósticos señalan que el año 2013 será clave para la industria agroexportadora, por ende también lo será para la economía nacional y regional. Se estima que la producción de soja crecerá el 38%, y eso incidirá en un 27% más el tráfico de buques por nuestro complejo. Hasta aquí lo bueno, lo malo será que la infraestructura portuaria no soportará tal crecimiento”.

Las terminales que componen el complejo portuario local son veintidós, disponiendo de treinta y un muelles, de los que veinticinco son para buques y seis para barcazas. De acuerdo a los datos vertidos, al complejo portuario llegan 4.500 barcos por año, lo que genera más de 10.000 amarres y desamarres anuales, y considerando los barcos que operan en más de un muelle, se efectuarán a razón de aproximadamente 30 movimientos diarios. Sumado a los barcos, son más de 4.000 las barcazas que arriban anualmente para operaren las terminales, mientras otras 10.000 pasan por el complejo con destino a los puertos río abajo y Uruguay, realizando escala y desarme de convoyes aquí. Así, el movimiento global es de casi 15.000 barcazas, considerando las que amarran o las que se hallan en tránsito. “Los números dan un panorama de la importancia del tráfico de la zona, y a ello se deberá sumar los volúmenes que provendrán desde el noroeste, Paraguay y Bolivia, más el movimiento de Mineral procedente de Brasil. Para el año entrante, las cifras reflejarán un alojamiento de 18.000 barcazas y 5000 barcos”, apuntaron desde la entidad cooperativista, quienes no dudaron en especificar uno de los problemas más inmediatos que se dará.“No hay capacidad suficiente de radas de espera para los buques; hay 25 muelle de carga y 15 lugares de espera, y con los ritmos de carga actuales las terminales necesitan tener un barco en rada para que vaya al amarre, ni bien termine el que esta en muelle, y eso no será posible”, calcularon.

De cumplirse con tales predicciones, y de las que existen enormes probabilidades de darse, el tránsito de buques y el nivel de carga en los puertos se verá seriamente afectado. “Por más que intenten las autoridades portuarias encargadas de regular los espacios disponibles (Prefectura Naval Argentina) no podrán satisfacer los requerimientos de las terminales, generándose así tiempos muertos de carga, y provocando grandes demoras y pérdidas económicas al país todo”, aseguraron. El diagnóstico está expuesto y será tiempo de hallar alternativas para evitar lo peor.

 En este sentido, la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto San Martín encargó un serio estudio sobre las cotas y profundidades de los canales de navegación del río Paraná a fin de encontrar una alternativa. “Hemos presentado proyectos y planos, con algunas alternativas, a la Subsecretaria de Puertos y Vías Navegables, y es por ello que estamos invirtiendo tiempo y dinero de los trabajadores en beneficio de la región”, confiaron, para concluir con un deseo que la entidad hace tiempo sostiene: “Pensamos en un puerto del primer mundo”.

Comentarios