Para atrás: la industria de biodiesel terminará el año con una capacidad ociosa cercana al 60%

La Asociación Argentina de Biocombustibles advirtió que la producción será de 1,8 millones de toneladas, cuando hay una capacidad instalada para unos 4,6 millones. Se espera que el próximo gobierno incentive la actividad


La industria de biodiésel alcanzará una capacidad ociosa del 60% al concluir 2015, ya que se producirán 1,8 millones de toneladas cuando tiene capacidad para generar 4,6 millones.

Así lo advirtió el director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles, Claudio Molina, al explicar que la principal resistencia para promover el crecimiento del mercado interno de biocombustibles proviene de las máximas autoridades de la petrolera estatal YPF.

“Este año, con suerte, la producción argentina de biodiésel será de 1,8 millones de toneladas cuando la capacidad instalada industrial es de 4,6 millones, lo que implica que existe una capacidad ociosa del orden del 60%”, ratificó, y sostuvo que esta industria “espera que el próximo gobierno incremente el uso interno del biocombustible para reducir la capacidad ociosa presente en el sector y ahorrar divisas”.

Existen proyectos, verificados técnicamente, para incrementar el actual corte interno de biodiésel del 10 por ciento al 12 ó 15, mezclándose con gasoil comercializado en estaciones de servicio. Pero todos estos análisis siguen congelados, como el que propone un corte de 20 por ciento para el gasoil empleado en el agro y el transporte automotor de pasajeros.

“La actual conducción de YPF (presidida por Miguel Galuccio) se opone a las energías renovables, porque hoy, con un precio interno subsidiado del petróleo, el negocio es refinar la mayor cantidad de crudo posible, de manera tal que incrementar el corte con biocombustibles implica achicar el margen de ganancia”, consignó Molina.

El directivo expuso el modelo brasileño, país que acaba de dar “una importante señal” para el desarrollo de esta industria. El 14 de octubre pasado, el Consejo Nacional de Política Energética de Brasil (CNPE) autorizó la comercialización voluntaria de un corte interno de biodiésel con gasoil de hasta un 30% para transporte ferroviario y uso agropecuario e industrial, y de hasta 20% para transporte automotor de pasajeros.

La situación de las plantas productoras para abastecer el mercado externo tampoco es mejor; de hecho, SL24 informó recientemente que el año acabará también negativamente para este empresariado. Y que a pesar de ello, por el momento, las plantas productoras, radicadas mayormente en esta región, mantienen sus planteles de operarios a la espera que las condiciones varíen.

Comentarios