Para Bonfatti la obra pública “depende de la reforma tributaria”

El Gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, ató la continuidad de construcciones que encara la provincia a la aprobación de las modificaciones impositivas que impulsa el Ejecutivo


El gobernador Antonio Bonfatti volvió a presionar este lunes por la aprobación de la reforma tributaria que impulsa el Ejecutivo, al sostener que la continuidad de la obra pública en la provincia está supeditada a esas eventuales modificaciones. Sin embargo, garantizó el pago en tiempo y forma de sueldos y aguinaldos.

El mandatario, que reconoció desde un principio el problema que, por pagos demorados, atraviesa la construcción de importantes edificios que encara su administración, dijo que la solución “depende de la reforma tributaria” y le tiró la pelota a la oposición.

“Es una responsabilidad que tenemos que asumir entre todos, hay hospitales y escuelas que se tienen que construir”, señaló sobre la iniciativa que prevé subas en el impuesto inmobiliario rural y urbano.

En Rosario, la obra más importante afectada por demoras es el Hospital Regional Sur que se levanta en San Martín y Circunvalación, donde ya hubo varias interrupciones en los trabajos.

Sin embargo, Bonfatti contó que en la reciente gira por Medio Oriente y Alemania no trató la idea de la reforma con los dirigentes de diferentes partidos que lo acompañaron en la misión institucional y comercial.

“La provincia se está manejando con el dinero que entra todos los días”, agregó. Aunque consultado si está garantizado el pago de suelos a la administración pública y el primer medio aguinaldo, respondió contundente: “Totalmente”.

Más temprano, el gobernador señaló que “casi todas las provincias están atravesando momentos difíciles en sus economías”. Y pese a que diferenció el momento que atraviesa Santa Fe, entre las problemáticas enumeró “las deudas con la Nación que estimó en 1.300 millones de pesos”, aunque descartó de plano la emisión de cuasimonedas, todo lo contrario de lo que había dicho el día anterior en la misma emisora.

“La transferencia de dinero de la Nación con la provincia es automática, lo que pasa es que el gobierno nacional tiene deuda por la Caja de Jubilación que ronda a 1.300 millones de pesos, más $470 millones que se van a sumar este año”, dijo.

En ese sentido, dijo que su gobierno pedirá una pronta reunión con la presidenta Cristina Kirchner para tratar, entre otros temas, la deficiente coparticipación.

Fuente: AgenciaFe

Comentarios