Sicarios en San Lorenzo

Para fiscales, el crimen de Runi “fue elegido al azar; la orden era matar a cualquiera”

"La consigna que le dieron a los sicarios fue que mataran a alguien en la calle. Y así consiguieron el efecto de enojo que estaban buscando en los vecinos del barrio”, planteó Edery sobre el asesinato del adolescente Brian Sánchez.


Los fiscales Aquiles Balbis, Luis Schiappa Pietra y Matías Edery sindicaron a Brandon Bay como el cabecilla de la banda cuyos integrantes fueron imputados este miércoles en Tribunales de San Lorenzo. “Ellos querían tomar este territorio y desplazar a dos grupos que se encargaban de la venta de estupefacientes”, informó Edery.

Los vecinos de Barrio Norte estallaron de indignación cuando el viernes 29 de mayo asesinaron al adolescente Brian “Runi” Sánchez y atacaron a Carlos Sotello. “En los audios dijeron que había que matar a cualquiera que estuviera en la calle. Lo eligieron al azar. La consigna que le dieron a los sicarios fue que mataran a alguien en la calle. Y así consiguieron el efecto de enojo que estaban buscando en los vecinos del barrio”, planteó Edery. En cuanto al crimen de cuatro días antes de Gerardo “Pecho” Pérez, baleado en el pecho y abandonado en la guardia del Hospital Granaderos a Caballo, afirmó que “sí estaba encargado”.

Sicarios

El impactante despliegue de las bandas contada por los fiscales en un cuarto intermedio de la audiencia imputativa #SanLorenzo

Posted by Sl24hd on Wednesday, June 10, 2020

La investigación no se reduce a los nueve integrantes de la banda imputados este miércoles. “Hay tres prófugos que tuvieron algún tipo de participación no sólo en la asociación ilícita, sino también en hechos como los homicidios de Gerardo Pérez y Brian Sánchez, y la tentativa de Carlos Sotello”, señaló Balbis. “La evidencia que hemos recolectado es sólida y acredita la materialidad de los hechos y la identidad de los autores”, añadió.

La investigación comenzó con los homicidios del año pasado de Eduardo Villegas, Jorge Acosta y Rodrigo Gigena. “Nos asignaron esos casos porque entendían que estaban relacionados”, aseveró Edery. “En febrero pudimos intervenir el teléfono de Brandon Bay y relacionar a los demás integrantes del grupo cuya mayoría está afincada en Tiro Suizo de Rosario, en calles Flammarion y San Martín, y que tienen otros integrantes en Villa Gobernador Gálvez. Venían a cometer los hechos a San Lorenzo con un grupo de personas que regenteaba la venta de drogas en Barrio Norte”.

Sobre Nair Cintia E., la pareja de Brandon, “estaba afincada en Rosario y gestionaba los recursos: vehículos, armas, drogas. Distribuía y determinaba los roles. Y también se dedicaba a la venta. Y en San Lorenzo había otras mujeres -que están prófugas- que disponían de sus lugares para la venta de estupefacientes, o bien para esconder personas y armas”, declaró Edery.

Los otros siete integrantes de la organización narcocriminal a los que Tutau les dictó prisión preventiva fueron Diego Bay -pariente de Brandon-, Claudio Gustavo “Primo” R. -ex convicto a quien le atribuyen haber sido uno de los sicarios del grupo-, Maximiliano Nicolás Deniz, Fabián Agustín S., Juan Manuel Á., Santiago N. y Franco Raúl T..

Comentarios