Pasajeros del Expreso Autopista hicieron un “paga Dios” en protesta por el mal servicio

Un grupo de pasajeros de la línea Expreso Autopista se negaron a pagar el boleto y reclamaron mejoras en el servicio que une las ciudades de San Lorenzo y Rosario.


Durante la mañana de ayer, un grupo de pasajeros de la línea Expreso Autopista que viajaban desde Rosario hacia la ciudad de San Lorenzo decidieron no abonar el boleto como forma de protesta por los reiterados incumplimientos en los horarios del servicio.

La situación que se produjo a las 7.40 de la mañana fue muy tensa, ya que el conductor en un primer momento reclamó el pago de los boletos, pero los usuarios fueron firmes en su decisión y el viaje continuó.

La línea del transporte público de pasajeros en la cual se produjo el hecho está a cargo de la empresa Rosario Bus y realiza un recorrido desde la ciudad universitaria de Rosario (Riobamba y Berutti) hasta la localidad de Andino, pasando por un tramo de la autopista Brigadier Estanislao López.

Los pasajeros aseguraron que el tiempo de espera que tuvieron superó los 50 minutos y tomaron la decisión de no abonar los boletos porque esa situación se repite frecuentemente, ocasionándoles perjuicios de todo tipo: algunos llegan tarde al trabajo, otros a sus lugares de estudio y todos se exponen a las inclemencias climáticas y posibles hechos delictivos mientras esperan en las paradas.

“Esto no puede seguir pasando y no lo vamos a permitir más. No tenemos otra alternativa porque nadie nos escucha y este es el único servicio que podemos tomar, esta empresa es la única opción que tenemos para viajar desde Rosario a Andino, es un monopolio”, declaró una de las pasajeras.

“Los usuarios cansados de que no pasen las líneas y tener que estar más de una hora esperando en la parada, decidimos no pagar el pasaje en manera de protesta y reclamo”, sostienen los autores del reclamo a través de una página en Facebook creada para impulsar mejoras en el servicio que utilizan, llamada “Protesta contra Rosario Bus Servicio Autopista”.

“Varias veces a la semana llegamos una hora tarde al trabajo porque el colectivo no pasa en el horario que corresponde y muchos pierden el presentismo”, explicaron los pasajeros, quienes además remarcan que el pasaje cuesta 18 pesos.

Finalmente, explicaron que la modalidad de protesta elegida se implementó luego de reclamar en reiteradas ocasiones por otros medios, sin ningún tipo de respuesta. “Por el mal servicio que prestan y la falta de respeto a los usuarios, decidimos hacer oír nuestra voz diciendo que esto tiene que parar. Somos laburantes, no piqueteros, pero parece que esta es la única manera de hacerse escuchar”.

Fuente: El Argentino Rosario / SL24

Comentarios