Perdió su pierna ortopédica mientras viajaba en moto

Se le salió y se le cayó en la zona del Intercambiador entre las rutas 11 y A012; y cuando fue a buscarla ya no estaba. Luego fue vista en Sargento Cabral y Bv. Urquiza, pero también se perdió de vista. Ofrecen recompensa.


“Es un elemento vital para mi vida cotidiana. Lleva mucho volver a conseguir una y no es para nada económica. A nadie más que a mí le sirve”. Así fue como Miguel Cafarella pidió a través de los micrófonos de FM Vale que le devuelvan su pierna ortopédica, perdida este lunes sobre el intercambiador vial de la Ruta 11.

“A cualquier persona que la encuentre le digo principalmente que no le va a servir; además de que no puede venderla porque tiene una clave particular”, continuó el vecino de San Lorenzo y reflexionó: “La prótesis es parte de mi vida y nadie le sirve. Es como encontrar una silla de ruedas y que alguien se la lleve. No tiene sentido”.

El curioso episodio se produjo el lunes, cuando Miguel viajaba como acompañante en una moto. “Venía de acompañante con el pie apoyado en el pedalín. Las vibraciones hicieron que entre aire y se vaya saliendo, justo en la zona del Intercambiador. Como no podíamos girar en U hicimos el retorno frente a la estacón de servicio y cuando volvimos ya no estaba”, relató.

La única novedad que surgió luego fue que una mujer dijo haber visto la pierna en la zona de Urquiza y Sargento Cabral, pero no la recogió y volvió a desaparecer. “La mujer me avisó que la había visto en la zona de Sargento Cabral y Urquiza, pero me dijo que no supo cómo reaccionar y la dejó”, se lamentó Miguel.

Una pierna como la de Terminator. “Es una prótesis alemana de color azul que una placa en la rodilla que dice 3R80, con un cono de acrílico y fibra de carbono y una tapa negra”, describió Cafarella. La pierna tenía además una zapatilla marrón marca Reebook.

Una de las principales preocupación de Miguel pasa por saber que la pierna es tan vital como casi irremplazable. Con un costo que supera los $ 100.000 es casi “imposible de reemplazar”. “Pedir una nueva es un trastorno. Puede demandar más de un año y luego hay que hacer un proceso de adaptación. Además, como es un producto totalmente importado, es más difícil de conseguir”, relató Cafarella y avisó: “Ofrezco recompensa”.

Un accidente que le cambió la vida

Miguel fue protagonista de un fuerte accidente hace varios años, en la zona de Genaro Roldán y Ruta 11. En esa peligrosa curva, mientras manejaba su moto, Miguel derrapó y cayó pesadamente sobre una zanja.

Pasaron largas horas hasta que alguien notó que Miguel estaba postrado en ese lugar; pero lejos de un alivio, la primera aparición de desconocidos tan lamentable como el accidente. Dos sujetos se acercaron a Miguel y, lejos de ayudarlo, aprovecharon su estado para asaltarlo.

Pasaron más horas y las lesiones se fueron agravando, trayendo consigo infecciones que resultaron terribles para el vecino. Una vez que logró ser socorrido, Cafarella fue trasladado a un nosocomio, donde debieron amputarle en tres etapas su pierna.

Pasada la intervención y ya en recuperación, Cafarella logró ganarle una demanda el Municipio de San Lorenzo, a quien acusó como partícipe necesario por el accidente, y fue la gestión que encabezó Mónica De la Quintana la que pagó la pierna que hoy Miguel está reclamando.

El dato paradójico: tanto aquel accidente, como esta lamentable pérdida se produjeron para fin de año, en medio de las fiestas de Navidad y año nuevo.

Comentarios