La nena sigue internada

Perro asesino volvió a pasearse por la calle luego de morder a una criatura

Así lo reveló la madre de la víctima que fue presa del feroz can, ayer en Capitán Bermúdez. Tras regresar del hospital el animal andaba por la vereda como si nada. Enorme irresponsabilidad del dueño, que es el propietario de una empresa metalúrgica


La mamá de la nena que sufrió la feroz mordida de un perro rotwailler, ayer en Capitán Bermúdez, denunció a su dueño por seguir soltando el can a la calle y por desinteresarse sobre el estado de salud de su hija.

Lo hizo en declaraciones formuladas a Canal 3.

La víctima fue Luzmila, una niña de 9 años que caminaba por la vereda cuando de improvista el can salió de un predio fabril y la atacó mordiéndole su brazo. Fue tan feroz que un empleado debió acudir para que el perro la soltara.

Tras ello, fue derivada al Hospital Eva Perón, en Granadero Baigorria, donde le dieron doce puntos de sutura.

En el interior, el dueño del can y a su vez propietario de la firma Orion, donde vive en can, se presentó ante la policía y se puso a disposición de la familia perjudicada por su animal.

Sin embargo, la mamá negó todo y lo responsabilizó de lo sucedido y del desinterés demostrado a pesar de la gravedad de los hechos.

“El perro siempre está suelto. Cuando estábamos por cruzar para entrar al almacén la agarró de atrás”, describió la mamá de Luzmila sobre los sucesos previos al ataque. Y añadió que el can siempre está suelto, a pesar de los pedidos de los vecinos por temor a que ocurriera lo que finalmente sucedió.

Incluso cuando volvieron del hospital, un empleado de la fábrica lo soltó como si nada hubiese pasado.

“Tiene varias denuncias en la comisaría”, dijo la mujer, y negó que el dueño del perro le haya ofrecido ayuda para su hija.

Sobre el estado de salud de la nena, explicó que el perro “le sacó un pedazo de carne del brazo” y que lo médicos evalúan un injerto.

Ayer le dieron el alta médica alrededor de las 9 de la noche, pero luego se resolvió que se quedara 24 horas en observación.

“Tiene 14 puntos de sutura y golpes en la cabeza”, concluyó la madre.

El predio fabril aludido está situado en El Chocón y Comandante Espora.

Comentarios