#PícaroSinSuerte Preso intentó escapar vestido como una visita

El curioso caso ocurrió en la comisaría 4º de Puerto General San Martín, durante la tarde de ayer y en momentos en que los detenidos recibían a sus familiares. Lo descubrieron y lo volvieron a llevar a la cárcel


En la tarde de ayer, uno de los reclusos alojados en la comisaría 4º de Puerto San Martín, recibía, como es habitual, su visita legal. Hasta ahí, nada fuera de lo común, pero todo cambio al momento en que el horario permitido culminó y el guardiacárcel pidió que se retiraran.

Una de las visitas llamó la atención de los hombres de la comisaría y por ello pudieron detectar a tiempo el ardid:  uno de los reos había intercambiado ropas con su familiar e intentaba salir por la puerta principal. El personal actuó con rapidez y capturado antes de poder ver la luz.

Seguramente, Papillón estaría envidioso del ingenio desplegado.

Este caso refleja una situación inocultable de lo que ocurre en las comisarías de la zona, que en su mayoría terminan por transformarse en mini-penales para alojar reclusos y sin las condiciones edilicias mínimas requeridas. Eso ocurre debido a varios factores, como ser, la lentitud de la justicia para emitir una sentencia.

Para reflejar en números, la comisaría de Puerto San Martín ocupa un edificio antiguo (La Municipalidad promueve la construcción de una nueva sede) con reducidas dimensiones, y pese a ello, actualmente aloja a una decena de presos.

 

Comentarios