Cámara de Apelaciones

Piden 10 años más de cárcel para chacal de Bermúdez que embarazó a su hija

El fiscal Ledesma redobló la apuesta, apeló la resolución de primera instancia y solicitó 30 años de cárcel para Enrique Pochón. Tres juezas deben definir en 30 días si aceptan o rechazan la petición


El fiscal sanlorencino Juan Ledesma apeló la condena dictada en primera instancia y -tal como lo había hecho en el juicio- reformuló el pedido de 30 años de cárcel para Enrique Ricardo Juan Pochón por abusar sexualmente de su hija Bianca durante 13 años, hasta dejarla embarazada en aberrantes hechos perpetrados en la localidad de Capitán Bermúdez.

El representante del Ministerio Público de la Acusación volvió a formular la petición de 10 años más de cárcel para Pochón ante un tribunal integrado por tres juezas de la Cámara de Apelaciones, mientras que la defensa del abusador solicitó una reducción de la pena impuesta inicialmente de 20 años de prisión.

Las camaristas Carina Lurati, Georgina Depetris y Gabriela Sanso están a cargo de la audiencia en donde expusieron el fiscal Ledesma y el abogado defensor Franco Fosco. Las magistradas dispusieron un cuarto intermedio en la audiencia y resolverán en los próximos 30 días, confiaron voceros judiciales.

A cargo de la investigación, el fiscal Ledesma criticó la condena en primera instancia que impuso la pena de 20 años de prisión para Pochón por hechos de abuso sexual.

Ledesma explicó en la audiencia que se consideró erróneamente que se trataba de un delito continuado. Y precisó que Pochón abusó sexualmente de su hija Bianca con frecuencia semanal, desde que era muy pequeña hasta que ella tenía 21 años.

El fiscal entiende que la causa se enmarca en una reiteración de hechos y no ante un delito continuado, remarcaron. Ledesma recordó que a raíz de los aberrantes hechos, Bianca quedó embarazada y fue obligada por su propio padre biológico a inventar una historia para mentirles a los demás familiares.

Además describió que Bianca dio a luz a una hija de su propio padre y tuvo que darla en adopción a la beba, solicitando por ello que se revoque la resolución de primera instancia en relación a la pena, postulando la aplicación de una pena de 30 años de cárcel para Pochón.

A su turno, el abogado defensor Franco Fosco rechazó el argumento del fiscal, entendiendo que se evaluó correctamente que la causa se enmarca en un delito continuado.

Fosco cuestionó el monto de la pena por entender que se aplicó erróneamente el máximo sin tener en cuenta los atenuantes y sin explicar correctamente qué método utiliza el tribunal de grado. Solicitó que se revoque la resolución, afirmaron.

Las tres juezas dictaron un cuarto intermedio y en un plazo estimado de un mes darán a conocer la resolución, que determinará si a Pochón pasará 30 años en la cárcel, si le reducirán la condena o si mantendrán la sentencia en primera instancia de 20 años de prisión.

Comentarios