Tribunales de San Lorenzo

Piden 5 años de cárcel para dos policías por el niño al que le fracturaron la cabeza

Comenzó el juicio seguido a María Belén Scozzina y Juan Ramón Villanueva. A la ex subjefa de la Comisaría 7ª la acusan de falsificar acta de procedimiento, mientras que al suboficial le atribuyeron pegarle un culatazo con escopeta al nene de 10 años.

Este miércoles comenzó el juicio oral contra dos ex policías de la Unidad Regional de San Lorenzo por un grave incidente ocurrido en abril de 2020 en barrio Norte, en donde un niño de 10 años sufrió fractura con hundimiento de cráneo como consecuencia de un culatazo con escopeta, según estableció la investigación de Fiscalía. El debate está a cargo de la jueza Griselda Strólogo.

En la acusación, el fiscal Carlos Ortigoza le atribuyó a María Belén Scozzina, de 37 años, los delitos de falsedad ideológica, encubrimiento agravado e incumplimiento de los deberes de funcionario publico en carácter de autora, solicitando la pena única de 5 años de prisión efectiva.  En el caso de Juan Ramón Villanueva, de 47 años, le achacó los delitos de lesiones graves agravadas, pidiendo también 5 años de prisión efectiva.

El fiscal Ortigoza le atribuyó a Villanueva lo ocurrido el 30 de abril de 2020 a las 19.45 horas, en la intersección de Clemente Albelo y Fournier. En plena pandemia participaba de un procedimiento junto con la subcomisaria Scozzina y el suboficial Walter S. (imputado), en cumplimiento de sus funciones como empleado policial, mientras procedía a la detención de un menor de edad, le efectuó un golpe con un elemento contundente -posiblemente un culatazo con la escopeta- en la cabeza de Luciano C., un niño de 10 años, provocándole un traumatismo grave de cráneo con fractura frontoparietal derecha con neumoencéfalo.

En tanto, a Scozzina se la acusó por lo acontecido en sede de la Comisaría 7ª de San Lorenzo. En su condición de subjefa de la dicha seccional y en ejercicio de sus funciones, insertó en acta de procedimiento suscripta por ella misma, una declaración falsa en relación a la situación ocurrida en Albelo y Fournier.

En dicha acta de procedimiento, Scozzina escribió que se había acercado un hombre y comenzó a agredir al subinspector Villanueva, cuando observaron caer piedras de distintos tamaños, impactando una de ellas en un niño de 10 años. Según la investigación, en realidad el policía había golpeado en la cabeza al nene.

Asimismo se le imputó a Scozzina haber ayudado a su subalterno Villanueva a eludir las investigaciones y el accionar de la justicia comunicando al fiscal en turno el procedimiento con declaraciones falsas, sin denunciar el hecho cometido y habiendo tenido la obligación de hacerlo por su carácter de funcionaria pública, incumpliendo su deber de informar al fiscal acerca de los hechos que ocurrieron realmente.

En relación al suboficial Walter S., se dispuso el archivo de la causa atento a que los elementos probatorios no eran suficientes para alcanzar el grado de probabilidad y de certeza exigido en un debate oral y publico, indicaron desde el Ministerio Público de la Acusación.