A los 78 años, sigue internado

Juárez podría quedar en libertad y regresar a su casa en San Lorenzo

Su abogado solicitó la prisión domiciliaria del sindicalista y para eso alega algunas dificultades físicas, como hipertensión arterial. ´De paso, desmintió que las acusaciones tengan peso suficiente para condenarlo


La defensa de Herme Juárez plantea que su cliente siga todo el proceso judicial fuera de la cárcel.

El sindicalista, detenido en el penal de Ezeiza y sospechado de varios delitos económicos, lleva ya varios días de encierro y temen que ello le pase factura.

Si bien los abogados admitieron que se encuentra en buen estado de salud y de ánimo, no descartan esa reclusión afecte su presión arterial, de la que ya ha tenido algunos episodios; ergo, quieren que atraviese el proceso en libertad y para eso que el juez disponga la detención domiciliaria.

También admitieron que las pruebas en su contra “no sustentan las acusaciones” y que su detención “fue todo un montaje para Buenos Aires”.

El abogado Javier Rabade dialogó con Radio2 y dio mayores detalles de la marcha de la causa y el estado de salud de Juárez.

Desde su arresto, Juárez se encuentra alojado en el hospital Penitenciario Central del Penal de Ezeiza a raíz de un cuadro de hipertensión que sufrió durante su primera noche allí.

“Es excelente el servicio médico del hospital de Ezeiza, pero el estado de encierro lo empeora; no está deprimido, está fuerte y vigente, pero a veces se le sube o baja la presión, tiene episodios que se siente débil, propio del estado de encierro”, precisó.

Cabe recordar que desde su arresto, Juárez está alojado en el hospital Penitenciario Central del Penal de Ezeiza, a raíz de un cuadro de hipertensión que sufrió durante su primera noche de detención.

 

10