Descompensación cardíaca

Piden sangre para tatuador sanlorencino que jugó al fútbol con los Iron Maiden

Su estado de salud sigue delicado y continúa internado en una clínica médica porteña. Su familia solicitó 20 dadores de sangre, cualquier tipo o factor. En redes sociales, se multiplicaron las cadenas de oración


Franco Scarpino, tatuador de San Lorenzo y amante del heavy metal, continúa internado en un sanatorio porteño y en grave estado tras su descompensación cardíaca sufrida durante un partido de fútbol amistoso que disputó junto a sus ídolos: los integrantes de la legendaria banda Iron Maiden.

El match se libró en Buenos Aires, en la cancha de Excursionistas, junto a ex futbolistas de la talla de Claudio Paul Caniggia y el “Pipa” Gancedo.

Lo cierto es que Franco se descompensó y fue atendido en el Hospital Pirovano, primero, e internado en la Cl´ñinica Zabala, después, donde permanece a la espera de su recuperación.

Sus familiares solicitaron a por lo menos 20 dadores de sangre, de cualquier tipo o factor.

El tatuador permanece en Capital Federal en compañía de su hermano Daniel y su esposa María Laura.

En redes sociales se multiplican las cadenas de oración por la salud del tatuador de 45 años.

“Estuvo cinco minutos muerto. Una médica estaba presenciando el partido y en el club había un desfribilador que se utilizó para las tareas de reanimación”, contó otro de los sanlorencinos que integró la delegación de fanáticos de Iron Maiden.

El vínculo de los hermanos Scarpino con Iron Maiden se remonta a cuando Daniel conoció a Steve Harris, histórico bajista de la banda con quien inició una conversación a raíz de un tatuaje del grupo de rock que el sanlorencino luce. Desde entonces afianzaron la comunicación y cada vez que la agrupación británica ofrece un recital en la Argentina, el día anterior comparten un partido de fútbol.

 

Comentarios