Piratas del asfalto roban camiones con carga de 1 millón de pesos

Los transportes fueron hallados, vacíos en Timbúes. La mercancía consistía en telas, ropa interior y juguetes chinos. El atraco se produjo en el cruce de las rutas 34 y 91, jurisdicción de Correa


La policía de Timbúes se informó de lo ocurrido cuando recibió un llamado telefónico de un representante de la firma Lo Jack (empresa de rastreo satelital) indicando que en jurisdicción de esta comisaría, en el kilómetro 341 de la ruta 11, se hallaban dos camiones abandonados que habían sido sustraído horas antes en la intersección de las rutas 91 y 34, en Correa.

Atento a ello, el personal policial se dirigió al lugar y confirmaron la existencia de ambos rodados, estacionados sobre la banquina oeste, con su frente orientado hacia el cardinal sur, uno detrás del otro.

Ambos eran camiones Scania modelo G340 tipo chasis con cabina y acoplado, y Scania modelo P93 tipo chasis con cabina y acoplado, ambos sin lona, y estaban completamente vacíos.

El denunciante, ya constituido también en el lugar, detalló que los choferes de ambas unidades fueron abordados por piratas del asfalto. “Fueron tres personas a bordo de un vehículo los que se le aproximaron y, mediante amenazas con armas de fuego, los hicieron estacionar, luego bajarse y subirse a un auto para, finalmente, dejarlos liberados en la provincia de Buenos Aires”, señalaron fuentes policiales, sobre la base de la declaración citada.

La mercancía transportada era tela para camisas, bultos de ropa interior y juguetes de origen chino, todo valuado en alrededor de 1 millón de pesos.

En el interior de las cabinas de los camiones se pudo observar un gran desorden, provocado por los delincuentes, con sus tableros seriamente dañados y las llaves puestas.

Los uniformados también pudieron precisar que el auto utilizado por los piratas del asfalto fue un VW Bora, color gris oscuro o verde, del cual uno de los delincuentes efectuó un disparo intimidatorio al aire desde una escopeta al aire.

Los camioneros se hicieron presentes en la comisaría de Timbúes en compañía del gerente comercial de la firma (empresa Alex), Jorge Solís, y luego de prestar declaraciones emprendieron su regreso hacia la localidad de Baradero, donde residen.

Como referencia del lugar del robo, se encuentra ubicado a 8 kilómetrosal oeste del peaje de Carcarañá, de la autopista Rosario-Córdoba.

Comentarios