Defraudación y estafas

Policías estafadores: le pedían el CBU a compañeros y sacaban créditos

Fiscalía de San Lorenzo recepcionó tres denuncias de empleados policiales. Una de las causas involucraría al jefe de la comisaría de Aldao.


Un empleado policial que presta servicios en el Depósito Judicial fue denunciado por tres compañeros de la Unidad Regional XVII, por los delitos de defraudación y estafa. Los fiscales Carlos Ortigoza, Aquiles Balbis y Maximiliano Nicosia recepcionaron las respectivas denuncias en los últimos dos meses. Una de las causas salpica al comisario de la localidad de Aldao.

Una agente policial denunció que el 3 de junio recibió un mensaje de WhatsApp del imputado en cuestión, argumentando que “necesitaba un favor: transferirle dinero a su cuenta porque en la suya se lo iban a chupar por el Veraz”. Ella le pasó el número de CBU de la cuenta del Banco de Santa Fe, adónde cobra el sueldo.

Según información a la que tuvo acceso SL24, a dicha empleada policial le transfirieron la suma de 95.386 pesos. Luego fue al banco e hizo una ampliación en el límite de extracción para entregarle el dinero a su compañero.

Mayúscula fue la sorpresa de la empleada policial cuando el 29 de junio ingresó al Home Banking y observó descuentos de una compañía crediticia y de otra firma por 2.175 pesos. Al día siguiente fue al banco y le informaron que le habían depositado el dinero de un crédito. Consultado al respecto, el compañero de la fuerza negó el crédito y argumentó que era dinero de la venta de una moto.

Otro efectivo policial había denunciado ante la División Judiciales de la URXVII que el mismo agente le pidió el CBU “ya que en su cuenta le hacen descuento por la cuota alimentaria de los hijos”. Accedió al pedido y el 4 de junio le depositaron 82.471 pesos, que le fue entregando los días posteriores.

El 8 de junio verificó en su cuenta que le habían hecho descuentos, a lo que el empleado policial imputado negó saber lo que había pasado y que le iba a devolver la plata. Finalmente comprobó que se le había acreditado una suma por un crédito, por lo que hizo la denuncia en División Judiciales.

La última presentación, más reciente, data del pasado viernes y la formuló una empleada policial de la Comisaría 2ª de Capitán Bermúdez. Se conocían de haber trabajado juntos en dicha seccional. Tiempo atrás el imputado le dijo que necesitaba el CBU y DNI suyos así le depositaban 90 mil pesos. Que no podía hacerlo en su cuenta porque le descuentan las mantenciones de sus hijos. Por ende, el 4 de junio se le acreditó 93.585 pesos en su cuenta.

Semanas después, la agente comprobó que le habían debitado 2,495 pesos el 30 de junio. El imputado le reconoció: “Tengo unos re líos. Me denunciaron y me pasaron a disponibilidad. Cuánto te descontaron que te lo pago”.

Luego la empleada policial damnificada recibió un mensaje de otro compañero, muy amigo del imputado, manifestando que quería entregarle “unos documentos” a lo que ella se negó a pesar de la insistencia. Según el parte de comunicación de la División Judiciales, el remitente de los mensajes es el jefe de la comisaría de la localidad de Aldao.

Comentarios