Policías, patovicas y cuatro borrachos terminaron a las piñas en un boliche sanlorencino

Ocurrió este domingo, a la madrugada, en Rumi. De acuerdo a la información oficial, los parroquianos insistieron con entrar y se lo negaron. Todo acabó a las piñas y arrojando cascotes. Los cuatro ebrios fueron detenidos


Otra noche de violencia en San Lorenzo. Como ocurre casi cada fin de semana, en algunos de los bares y boliches bailables siempre se genera alguna gresca. Y este pasado sábado, no fue la excepción.

Alrededor de las 3 de la madrugada (ya en domingo), cuatro sujetos se apersonaron en las puertas de Rumi (San Martín casi esquina Salta) con intenciones de acceder al boliche. Sin embargo, los patovicas contratados por la bailanta -es un local de diversión nocturna donde se escucha música tropical- les negaron su ingreso por demostrar, de acuerdo a lo que se notificó oficialmente, un aparente grado de ebriedad.

La reacción de estos muchachos fue tan inesperada como extrema, pues a la catarata de insultos lanzados contra esos patovicas y el personal policial contratado, le siguió algunos golpes de puño a uno de los policías para luego terminar arrojándoles elementos contundentes como baldosas, pegando una de ellas en la cabeza del personal de seguridad privada

Tras ello, se inició una gresca entre todas las partes mencionadas y tras varios minutos lograron la detención de los individuos, siendo trasladados a sede policial. Fueron identificados todos como mayores de edad.

Comentarios