Por cada camión de trigo vendido, los productores pierden hasta $18.000

Lo asegura el Centro de Corredores de Cereales, que proponen la derogación de la RG.543 para hasta aumentar la producción. Los exportadores piden ampliar el cupo exportable del cereal


Las distorsiones que existen en el mercado de trigo continúan generando consecuencias económicas a los productores. Esto se desprende de un informe elaborado por los Centros de Corredores de Cereales de Rosario, Bahía Blanca, Santa Fe y Entre Ríos que da cuenta que en diciembre los productores dejaron de percibir, en promedio, $610 por tonelada.

Tomando como parámetro las diferencias entre la capacidad teórica de pago (FAS teórico) y el precio que efectivamente se paga por el trigo en el mercado, por cada camión que se comercializa (30 toneladas), el productor deja de percibir $18.000.

La causa de este documento conjunto de los corredores tiene su origen en la RG543 publicada en mayo de 2008 y que convirtió a los “ROE Verde” en una suerte de “licencia previa de exportación”, no automática, que la ONCCA  podía o no otorgar.

“La implementación de este mecanismo (ROES) más el establecimiento de cupos, cuotas y restricciones  por parte del gobierno, atentó contra el desarrollo de los mercados afectando el proceso de descubrimiento de precios representativos”, indicaron.

Su propuesta para la derogación de la RG.543 se basa en el efecto positivo que generaría en las regiones productivas, que a su entender, ampliarían el área sembrada y se produciría un efecto derrame sobre los eslabones de la cadena de valor y la actividad económica en su conjunto.

Para presentar esta propuesta tienen pedidas audiencias con el Ministerio de Economía  y la Secretaría de Agricultura.

Exportadores piden nuevo cupo de trigo

“Creemos que sería un incentivo a la producción de trigo en la Argentina si se ampliara rápidamente el saldo exportable hasta un total de 6 millones de toneladas, según surge como posible de previsiones privadas y oficiales”, indicaron los exportadores.

“Esto posibilitaría una mayor competencia y facilitaría que el productor reciba un mejor precio”, remarcaron, en función de que para la campaña 2011/12 el cupo exportable de trigo fue mayor al actual.

Un dato no menor es que a partir de los 12 millones de toneladas previstas, daría la  posibilidad, por ejemplo, de que Brasil no se abastezca de Estados Unidos y sí lo haga con Argentina.

En este sentido, cabe destacar que la demanda interna de trigo se ubica en torno las 6,5 millones de toneladas (es decir, la Argentina debería tener 7,5 millones de toneladas de trigo para exportar, incluyendo las reservas de la campaña anterior).

“Estos números nos permiten pensar que Argentina va a estar en condiciones de satisfacer la mayor parte de la demanda de Brasil, que se espera que sea de alrededor de 7 millones de toneladas”, comentó a Reuters Raúl Meroi, presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Comentarios