Por el cepo al dólar vuelve la moda de alquilar una ?casaquinta? para el verano

El corralito cambiario es una de las causas principales por las que los interesados optan por el alquiler temporario en estos espacios a los que se suman countries y barrios privados.


Las complicaciones generadas por el corralito cambiario comenzaron a cambiar el mapa de las vacaciones 2013. Muchos optaron por no exponerse a las decisiones de la AFIP para saber con cuántos dólares contarían en caso de viajar al exterior, y optaron por una variante que había caído en desuso.

Hoy, las quintas, countries y barrios privados se volvieron a transformar en un camino válido para quienes buscan un destino para sus vacaciones.

Sin embargo, este incremento tuvo otro componente. Ante el mayor interés por las propiedades, los dueños encarecieron los precios hasta un 70% si se los compara con el registro del último verano.

Dolores Tassinari, gerenta comercial de Gastón Ruzo Propiedades, con cobertura también en el norte de Buenos Aires, afirmó a la agencia Télam que los clientes ?consultan pero no concretan?, y puntualizó que en el caso de las propiedades que maneja ?los precios subieron 70 por ciento?.

Al respecto, sostuvo que ?la gente especuló con los problemas para poder viajar y conseguir dinero, y fue aumentando todo. Voy a llamar a los propietarios para ver si me permiten bajar los valores en un 20% para empezar, porque es posible que se hayan subido demasiado los valores?, admitió Tassinari.

Juan Vallier, dueño de Vallier Consultores Inmobiliarios, subrayó que ?hay más pedidos de alquileres temporarios? en casas quintas y barrios privados, y precisó que las consultas ?comenzaron en septiembre?.

Ante este panorama, algunos operadores inmobiliarios comenzaron ya a tomar la misma actitud de Tassirani, y sugirieron a los dueños de los inmuebles que revean los valores y piensen en rebajarlos, porque a este ritmo y faltando pocas semanas para cerrar el año ven difícil que se concreten las operaciones, aunque serían posibles a un precio más razonable.

Vallier afirma que ?hay mucha consulta, pero las subas de precios provocó una retracción de la concreción de operaciones. Un alquiler no baja de los $ 20.000 la quincena, a lo que hay que agregar expensas y jardinero?, precisó Vallier, que opera en Pilar, Maschwitz, Escobar, Tigre y otras localidades del norte bonaerense.

Ante esto, el especialista dijo que aguarda que ?algún propietario empiece a bajar sus pretensiones?, porque insistió con que ?hay más interés por alquilar que el año pasado, pero se frena por los precios?.
Claudia Friedrich, dueña de Friedrich Propiedades, aportó una visión interesante. Afirmó que la lectura que hacen los propietarios es que ?la gente no se va al exterior y la Costa está carísima?, por lo que se animan a subir sus pretensiones.

Sin embargo, Friedrich explicó que esto no siempre tiene los efectos deseados por los dueños. ?La realidad es que cuando uno le pasa los importes finalmente el cliente saca cuentas y le conviene más irse al exterior?, manifestó.

Comentarios