Los riegos del calentamiento global

Por el efecto invernadero ¿podría desaparecer Brasil?

Muchos podrán coincidir con que al menos una vez en la semana es rutina leer alguna advertencia sobre el calentamiento global. Estamos a 1,48°C por encima de las temperaturas de la Revolución Industrial y con los pronósticos de la NASA esto solo irá en aumento. Según la entidad espacial este país de Sudamérica y otros del mundo se volverán inhabitables debido a sus altas temperaturas.

Para 2070, las proyecciones de temperatura y calentamiento entregan un panorama desalentador. Entre los estragos que produce el calor extremo en el mundo se encuentra la inhabitabilidad de distintos países que hoy albergan millones de habitantes.

Según la NASA, Brasil, la mayor nación de Sudamérica, sufriría ampliamente las consecuencias del calentamiento global. La entidad espacial destacó que algunas regiones de este gigantesco del planisferio se volverían inhabitables dentro de 46 años por las temperaturas extremadamente peligrosas y la humedad proyectadas para esos años.

Ya en el último tiempo hemos visto los efectos del calentamiento global en este país y el resto del mundo. Las inundaciones al sur de Brasil en mayo de este año alertaron al globo sobre la gravedad de las consecuencias del calentamiento global. 150 personas murieron en esta catástrofe y este evento se transformó en un desastre climático histórico.

Las áreas tropicales y subtropicales de Brasil son particularmente vulnerables, según destaca el informe de la agencia espacial estadounidense. Estas regiones ya experimentaron altas temperaturas, pero el aumento previsto en la humedad agravaría el problema. Esta combinación de factores podría llevar a situaciones en las cuales el cuerpo humano no pudiera refrigerarse adecuadamente, lo que aumentaría el riesgo de golpes de calor y otros problemas de salud.

Otras regiones del mundo también fueron pronosticadas como inhabitables para un futuro. Para 2050 países como Pakistán, áreas costeras del Mar Rojo y el Golfo Pérsico también se encuentran bajo alerta debido a las probabilidades de sufrir de olas de calor extremas y altos niveles de humedad peligrosos.