Por los nuevos controles, cae la inversión inmobiliaria en Punta del Este

La construcción de inmuebles bajó un 20% entre febrero y abril de 2012 con respecto al 2011. El 80% de las inversiones provienen de capitales argentinos


Según un relevamiento realizado por el diario El Observador entre operadores privados, la inversión argentina en el sector inmobiliario (en el pozo) disminuyó agudamente en Punta del Este.

Las estimaciones realizadas indican que las trabas a la salida de dólares hacia el exterior por parte del gobierno nacional generaron un clima de incertidumbre en el ambiente de negocios del sector, impactando sensiblemente en las decisiones para concretar emprendimientos.

A su vez, los temores se acentuaron a partir de un acuerdo de intercambio de información tributaria entre Uruguay y Argentina, y la inminente aprobación en el parlamento uruguayo de los cambios a una ley de asociaciones anónimas que modifica el registro de los titulares de las acciones al portador.

Estos distintos factores conspiran para que se acrecienten las dudas sobre el destino que tendrán los activos argentinos en el Uruguay y que las ventas de inmuebles se hayan reducido.

Los distintos actores implicados coinciden en adjudicar esta merma no a una paralización de las obras, sino a un enlentecimiento general de la inversión.

El alcalde de Punta del Este, Martin Laventure, afirma que “se trata de un proceso lógico por la situación de incertidumbre, que empezó a notar antes de la temporada (de verano), desde que el tema comenzó a sobrevolar”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay, Ariel Cagnoli, declaró que “es inocultable que la oferta es muy importante” y que “los inversores están dilatando sus decisiones”, indicando que es algo “natural y lógico”.

En referencia de los nuevos controles tributarios planteados tanto por el gobierno uruguayo como argentino, la opinión Julio Villamide, especialista en rubro inmobiliario, es que, si bien tienen impacto, lo importante es que queden claras las reglas de juego, ya que “los argentinos siempre adaptan por más adversas que sean las condiciones (de inversión)”.

Sin embargo, en opinión del consultor, se percibe una “disminución del interés” por parte de los inversores argentinos que responde fundamentalmente a la “devaluación implícita de la moneda argentina y los controles bancarios del gobierno de Cristina Fernández”. Dijo que “hasta que no quede estable el dólar paralelo, la incertidumbre estará instalada”.

Fuente: Infobae

Comentarios