Por un choque en Timbúes condenan a ex concesionaria de la autopista a pagar $3.000.000

El accidente ocurrió en 2006 y a razón de la falta de mantenimiento de la cinta asfáltica. Así lo entendió la Justicia y ordenó a Aufe (la ex concesionaria) indemnizar al conductor


La Justicia Civil y Comercial condenó a Aufe, la ex concesionaria de la autopista Rosario-Santa Fe, a pagar más de 3 millones de pesos en concepto de indemnización a favor de un hombre que en 2006 sufrió un accidente automovilísticos, en esa vía, que lo dejó cuadripléjico.

La resolución fue adoptada por el juez Iván Kvasina y consideró el testimonio aportado por el demandante, que reveló que dicho siniestro se produjo por “el mal estado” de la autopista.

En 2006, regresando de la capital provincial, este conductor “debió sortear las dificultades que desató una intensa lluvia, transitaba a velocidad reducida (90 km/h), y a la altura del kilómetro 26 -jurisdicción de Timbúes- debió cambiar de carril para cederle paso a un vehículo que pretendía sobrepasarlo. De regreso a su mano se encontró con un gran charco de agua que cubría toda la calzada y banquina; lo que produjo la pérdida de adherencia de los neumáticos (efecto de hidroplaneo), que sumado al pronunciado ahuellamiento y acanalamiento de la ruta provocaron la total pérdida de control sobre el vehículo, alterando abruptamente su trayectoria”, precisó el magistrado en su sentencia.

Según expresó la víctima en su alegato, “el vehículo derrapó de costado hacia el cantero central, hasta colisionar contra una construcción de cemento”, y como consecuencia, sufrió una lesión en su médula espinal que derivó en el “cuadro irreversible de paraplejia”.

El demandante viajaba desde la ciudad capital cuando las malas condiciones climáticas y el “mal estado” que tenía la autopista, provocaron que derrapara el vehículo hacia el cantero central que divide ambas manos de circulación, hasta chocar con una construcción de cemento. La demanda fue interpuesta contra la entonces concesionaria AUFE, como prestataria del servicio de peaje, y se le

La sentencia contra Aufe está basada en “el incumplimiento del deber de seguridad que le correspondía, atento al deficiente estado de conservación de la calzada, que facilitó la acumulación de agua y su deficiente drenaje”, expresó Kvasina en su fallo.

Además, desestimó la petición de esa empresa para adjudicar la responsabilidad del hecho al conductor, por entender que circulaba a alta velocidad y en condiciones climáticas adversas para hacerlo. “No existe tipo de prueba alguno que permita fehacientemente comprobar la culpa de la víctima”, concluyó.

Comentarios