Coronavirus

Previas y fiestas cuadriplicaron la cantidad de contagios en menores de 30 años

En un mes, los casos en personas menores de 30 años se cuatriplicaron. También se registran más desenlaces graves dentro de esa franja etaria


En medio del gran crecimiento de contagios de Covid-19 que registró Rosario en el último mes, las autoridades sanitarias posaron su atención en el aumento de los casos confirmados de jóvenes y adolescentes. Entre los menores de 29 años, los casos de coronavirus se multiplicaron por cuatro entre la primera semana de octubre y la misma fecha del mes pasado, de acuerdo a las estadísticas de la Secretaría de Salud del municipio. Los números se reflejan en la demanda de atención que llega a los hospitales y sanatorios. Y no sólo en las guardias sino también en las unidades de cuidados intensivos.

Aunque, desde el comienzo de la pandemia la mayoría de los casos graves y los fallecimientos se registran entre las personas mayores de 70 años, los contagios de Covid-19 crecen sin techo entre las personas de 15 a 59 años, donde se concentra la mayoría de la población económicamente activa. Y, en las últimas semanas, el alza se expresó sobre todo entre los menores de 29 años.

De acuerdo a los informes sobre la situación del Covid-19 elaborados por la Secretaría de Salud municipal, al 11 de septiembre los casos de coronavirus desde el comienzo de la pandemia llegaban a 7.822, de éstos unos 2 mil correspondían a personas de entre 15 y 29 años.

El mismo informe correspondiente al viernes de la semana pasada registra un total de 27 mil casos acumulados desde marzo pasado. Y si bien se vio un alza de los contagios en todos los grupos de edad, cerca de 8 mil diagnósticos correspondieron a pacientes adolescentes y jóvenes.

La semana pasada, el secretario de Salud de la provincia, Jorge Prieto, también había advertido sobre el crecimiento de los contagios en esa franja etaria.

El funcionario apuntó que casi el 30% de los contagiados en el territorio provincial tienen menos de 25 años. Y el porcentaje se amplía al 79% si a ese grupo se suma a los adultos de mediana edad.

“Esto demuestra que no hay edad que no pueda ser alcanzada por Covid”, enfatizó el médico y resaltó la importancia de seguir manteniendo las medidas de prevención para frenar el número de contagios de coronavirus en un momento crítico, el peor desde que se desató la epidemia en la provincia.

Al hospital

El Hospital Carrasco fue el primer centro asistencial en recibir pacientes con coronavirus. Su directora, Gabriela Quintanilla, estima que por sus 60 camas de internación ya pasaron unas mil personas con Covid-19. Y si bien advierte que se trata de una “mirada recortada”, ya que en general las personas de la tercera edad utilizan los servicios del Pami, destaca que “desde el inicio de la epidemia, pero de forma más marcada en los últimos dos meses, se ve un aumento de los pacientes jóvenes que se complican”.

A los médicos, señala, “no nos llamaría la atención que un paciente añoso o con comorbilidades se complique, pero nos interpela la cantidad de derivaciones por insuficiencia respiratoria que últimamente realizamos entre pacientes jóvenes y sanos”.

Se trata, “de cuestiones que cuesta entender en el mundo en relación a la pandemia” que aun deja preguntas sin respuesta. Por ejemplo, “¿Por qué el mismo virus hace que un paciente desarrolle una enfermedad sin fiebre o con pocos síntomas gastrointestinales y otro tenga una enfermedad con mucha fiebre y con síntomas respiratorios que al décimo día desarrolla un cuadro grave?, o ¿qué es lo que hace que un joven de 20 años, fuerte y sano termine en un respirador y a otro en iguales condiciones ni siquiera le de fiebre?”.

La creciente cantidad de pacientes jóvenes en las áreas de internación Covid-19 también se registra en el sistema de salud privado. Carolina Subirá, coordinadora del área de Calidad y Seguridad del Paciente en el Sanatorio Parque, asegura que “se ven casos graves en menores de 30 años”.

Para la infectóloga, se trata de una tendencia que es proporcional al crecimiento de los casos. “Si hay más contagios en las franjas de edad de entre 20 y 40 años, por este mismo incremento de los casos totales, veremos proporcionalmente más casos graves en estos grupos etarios”, explica. Aunque deja abierta la posibilidad de que pueda deberse también “a algún cambio en el virus en cuanto a su fisiopatogenia o al ingreso de algún nuevo clado (tipo) viral a la zona, con otro comportamiento”.

Más relajados

Otra hipótesis está relacionada con la forma de socialización de los jóvenes, más cercana o con menos registro del riesgo de enfermarse. “Si bien hay jóvenes muy responsables, puede ser que en muchos grupos no se respeten las medidas de prevención de la enfermedad”, asegura Quintanilla y destaca que “hoy por hoy la única medida conocida para no enfermar de Covid es el aislamiento de las personas, sean de la edad que sean”.

Los adolescentes y jóvenes “pueden sentirse más protegidos, más fuertes y más alejados de riesgos si enferman” destaca, aunque afirma rápidamente que “muchas veces, esto no sea así”.

Comentarios