Proyectan instalar la “tolerancia cero” respecto al alcohol en sangre para los conductores

La iniciativa comenzó a ser debatida en el Concejo Municipal de Rosario, con restricción absoluta al consumo alcohólico. La apuesta es reducir los accidentes de tránsito y mejorar la seguridad vial


La comisión de Obras Públicas del Concejo Municipal de Rosario inició el debate para incluir a todos los que conduzcan vehículos por la ciudad en la restricción absoluta de consumo alcohólico.

Ayer, los ediles recibieron a representantes de distintas ONG que reúnen a víctimas de siniestros viales para coordinar la entrega de las firmas de adhesión recabadas para avalar el proyecto de ordenanza de Alcohol Cero.

La “tolerancia cero” rige actualmente, en esa ciudad, solo para los choferes del transporte público, intentándose que alcance a todas las personas que manejan vehículos y así minimizar los riesgos de accidentes.

La iniciativa, autoría de Sebastián Chale y Miguel Cappiello, propone distintas sanciones que irían desde inhabilitaciones para conducir por pocos días y la obligación de asistir a cursos de concientización vial hasta abultadas multas económicas más el retiro de la licencia por períodos más extensos.

Si el proyecto es aprobado, el dinero recaudado por multas se destinará a un fondo especial para cursos de capacitación y prevención sobre conducción responsable a realizarse en los centros municipales de distrito (CMD).

Las sanciones propuestas, son:

Los infractores a los que se les detecte de 0,01 a 0,1 gramo de alcohol en sangre deberán hacer un curso obligatorio de reflexión y revisión de conducta de cuatro horas mientras transcurran los tres días de inhabilitación para conducir con que serán sancionados.

Los que manejen con niveles de 0,1 a 0,2 gramo de alcohol, el curso será de seis horas y la inhabilitación por cinco días. Si el alcohol detectado en sangre resulta de 0,2 a 0,3 gramo por litro, el curso será de ocho horas y la inhabilitación de una semana.

Con el cambio del régimen vigente, todos los conductores que circulando en Rosario registren de 0,3 a 0,5 gramo de alcohol en sangre deberán pagar una multa de 150 a 300 UF (sigla utilizada para denominar Unidad Fija: el valor de un litro de nafta súper) y purgar inhabilitación de quince a treinta días. En caso de reincidencia, se aplicará una multa de 300 UF además de la inhabilitación para conducir por el plazo de un año.

De 0,5 en adelante, los ediles propusieron duplicar y triplicar las multas.

La iniciativa es analizada en Rosario y, en caso de convertirse en ordenanza, su aplicación quedará contenida solo en esa jurisdicción.

Por el momento, San Lorenzo y otras localidades de los alrededores, no tienen en sus recintos propuestas similares.

Comentarios