Puerto San Martín continúa gestionando un acceso propio a Autopista

Tras el derrumbe del puente de la avenida San Martín que atravesaba el arroyo San Lorenzo, las autoridades municipales de Puerto San Martín ratificaron su pedido de disponer de un acceso directo a la autopista Rosario-Santa Fe.


“Nuestro pedido no fue ni es capricho, sino que acá están los resultados”, expresó Dantés Gómez, secretario de Gobierno puertense para resumir la dificilísima situación vial por la que atraviesa la ciudad, que desde la semana pasada está comunicada con San Lorenzo por dos puentes de menor porte, pues al de avenida San Martín, ahora derrumbado, se suma la clausura del de ruta 11.

“Hace tiempo que estamos solicitando un acceso directo de autopista para Puerto San Martín, al menos para el tránsito liviano, que pueda conectarse con la ruta 18S; las condiciones estructurales están dadas y solo hace falta la decisión política del gobierno provincial para construir un acceso, como el que sí aprobó para San Lorenzo en la colectora de calle Urquiza”, indicó el funcionario.

Efectivamente, el gobierno municipal hace meses (o años) que reclama un acceso directo a esa vía rápida, tanto para tránsito liviano como pesado. Los diferentes reclamos siempre fueron desoídos, y ante las actuales circunstancias, agudizadas tras las últimas dos tormentas de los dos últimos fines de semana, el intendente Carlos De Grandis remitió una carta documento al gobernador Antonio Bonfatti y al ministro  Carlos Ciancio (Aguas y servicios Públicos) intimándolos a adoptar una decisión para construir tal acceso.

“La idea inmediata para paliar la caída del puente de Av. San Martín es que la Provincia nos aporte un par de puentes bailey para instalar sobre el arroyo San Lorenzo, para que uno sea vial (tránsito liviano) y otro peatonal”, especificó Gómez, quien indicó que tal petición se realiza de manera conjunta con el municipio sanlorencino, a través del recientemente conformado comité de crisis.

A la vez que confirmó que los únicos cruces habilitados (el Homero Manzi y el de calle Reconquista) se hallan “en perfecto estado de funcionamiento” y con las demoras del caso por el intenso tránsito. Hoy por la mañana, y desde el lado de San Lorenzo, hubo cola de espera de casi diez cuadras.  “Hasta ahora la Provincia no nos ha dado ni cinco de pelota”, concluyó Dantés Gómez.

Ayer por la tarde resultó insistente observar en las redes sociales los comentarios sobre el desmoronamiento del puente, aunque ello no ocurriera. Como si fuera un presagio, algunas horas después, tanto deseo de cientos de cibernautas se hizo realidad.

Comentarios