Puerto San Martín le rindió homenaje a los inmigrantes

El intendente municipal, Carlos de Grandis, encabezó la celebración por el Día del Inmigrante en Puerto General San Martín, a través de un agasajo brindado a los inmigrantes pobladores de la ciudad. 


En el auditorio de la Casa del Bicentenario, unos sesenta vecinos de distintas colectividades recibieron un presente recordatorio de la fecha, hubo presentaciones artísticas a cargo del Ballet del Centro Cultural Municipal de Folklore, árabe, y también participó del Ballet Docola, a cargo de la profesora Miriam Docola, con  danzas polinesia, tarantela, y española.

Como cierre, la colectividad boliviana de Rosario brindó un baile típico de ese país para todos los presentes.

“Estoy muy contento de estar compartiendo con ustedes una edición más de éste sentido homenaje. Así como esta ciudad me abrió las puertas para crecer y desarrollarme, formar mi familia, y darle desde mi función de intendente muchas cosas, también les abrió las puertas a ustedes con un compromiso por la ciudad”, les dijo a los presentes el intendente.

La celebración estuvo a cargo de los concejales  Carlos Marinucci, Walter García, Adrián Melchori, y Juan Manuel De Grandis.

Con mucha emoción, color, y música, en el hall central se expuso una muestra gastronómica de comidas y bebidas típicas de las distintas colectividades, que los presentes pudieron degustar.

Inmigrantes en Puerto: hermanados con identidad propia

El 4 de septiembre fue el Día Internacional del Inmigrante. En la semana previa a la celebración, distintos testimonios a  modo de homenaje, de distintas realidades de quienes ya son parte de la cálida bienvenida que brinda la ciudad.

Cecilia Silva Villalba, paraguaya: Nació el 22 de noviembre de 1948. “Tenía una hermana y una tía en Argentina, y quería venir a probar suerte. Y me gustó, porque amo la Argentina. En Paraguay mi marido trabajaba en una fábrica textil y yo era ama de casa. Tenía un solo chico, y acá tengo tres argentinos. Llegué primero a Rosario, y luego vine a Puerto donde conseguimos un terreno que se venía. En 1989 llegamos. En Bella Vista vivimos 18 años, y mi marido trabajó de albañil y yo vendía churros, tortas fritas para que mis hijos puedan estudiar. Amo puerto, tengo amigos, las autoridades me han ayudado, y ahora estamos muy bien, gracias a la gente de Puerto”.

Myridis Savvas, griego: Llegó desde Grecia en 2009 en plena crisis. Hace siete años que está en Puerto, y se encuentra en la búsqueda de un empleo. “Este país se ha construido con inmigrantes que llegaron con el sueño de crecer, y es el sueño que tenemos hoy. Tengo parientes en esta zona, y en Argentina. Soy traductor, también he trabajado de seguridad, repartidor de folletos, supermercados. Aquella crisis de Grecia es similar a lo que pasa en Argentina. Veo similitudes, pero los obstáculos están para ser superado. Mantengo las costumbres gastronómicas, legumbres, fideos, arroz, carne no tanto porque esta tan cara como en Europa”.

Maribel Peñaloza, boliviana: Nació el 27 de octubre de 1993, en el Departamento de Cochabamba, en un pueblito llamado Guasa Rancho. “Vinimos a la Argentina por motivos laborales. Mi mamá falleció y papá trabajaba en Argentina. En 2008 llegamos a Puerto San Martín y nos instalamos en la casa de mi tía. La gente nos trató bien, otros no, pero la fuimos llevando. Hoy me siento muy bien, no creo que me volvería a mi país, el lugar es tranquilo, me encanta acá. Tengo novio argentino con quien estamos haciendo la cada, amigos que me quieren y aprecian”.

Hilda Rivas, Paraguaya: Hace 15 años que está en Argentina y 12 en Puerto. “Estamos muy contentos. Nos vinimos porque mi marido consiguió trabajo en Buenos Aires y quedó definitivo en Puerto en una fábrica. Tiene un buen trabajo. Tuve tres hijas puertenses, y dos paraguayos. No me quedo, estamos muy contentos”.

Comentarios