Un gran cambio

Puerto San Martín: Más inversión en el Centro Recreativo Municipal

Locales gastronómicos, plaza seca, nuevo pórtico de ingreso, edificio administrativos y estatuas de caricaturas del mundo animado infantil, las mejoras habilitadas


Ayer, el intendente de Puerto San Martín, Carlos de Grandis, habilitó nuevas inversiones (con recursos propios) en el Parque Recreativo Municipal.

Se trata de un nuevo edificio administrativo, más salones gastronómicos con proveeduría, una plaza seca y grupo sanitarios para el sector comercial.

También un nuevo pórtico de ingreso, estatuas de caricaturas del mundo animado infantil, luminarias, desagües pluviales, y un nuevo edificio de recepción de los visitantes.

Si bien la pandemia impidió, en el último año, la posibilidad de utilizar el predio, el municipio encaró diversas obras.

“Hicimos un esfuerzo muy lindo en un lugar que desde el comienzo de la pandemia no hemos podido utilizar. Esta pandemia no nos permitió abrir el camping al público y así seguiremos, pero estas obras las hemos concretado para embellecer aún más este pulmón verde de la ciudad”, indicó De Grandis, quien recibió el acompañamiento del secretario de Turismo de la provincia de Santa Fe, Alejandro Grandinetti.

Participaron también de la habilitación de estas obras, los concejales Carlos Alberto Marinucci, Juan Manuel De Grandis, Walter García y Sonia Grassano, además de miembros del gabinete municipal, y vecinos.

La jornada contó, previamente, con la presencia de “Los Lirios de Santa Fe”, que pudieron actuar en un escenario montado al aire libre, bajo un riguroso protocolo sanitario que incluyó círculos de distanciamiento.

Con la demolición del viejo sector de proveeduría se construyeron nuevos locales gastronómicos más una batería de baños y un nuevo y más amplio edificio de administración, con dos sectores destinados a la recepción de visitantes, y una oficina en el ingreso al Parque Recreativo.

Además, como obras complementarias se construyó una nueva cañería cloacal, un sistema de energía eléctrica y un camino de acceso a las cabañas de 300 metros con asfalto, cámaras, pintura, cartelería y señalización, y obras de parquización.

La plaza seca es de unos 500 m2 con iluminación led, y mosaicos que permiten combinarlos con césped natural, frente a los locales gastronómicos para instalar allí las mesas y sanitarios para ese sector comercial.

“Hemos trabajado con la idea de tener un pequeño centro comercial dentro del parque, e hicimos la entrada nueva del lugar donde están nuestros trabajadores, oficinas para el personal y el coordinador del camping, que dignifican su tarea”, acotó el intendente.

 

Comentarios