Bronca ciudadana

Puerto San Martín tiene “15 delincuentes” que la policía atrapa y la justicia libera

En su mayoría son de barrio San Sebastian, lugar donde tienen de victimas a sus propios vecinos que los vieron crecer en las calles del populoso barrio del oeste de la ciudad. Los vecinos están cansados y apuntan a la justicia.

Los robos en los barrios por delincuentes nacidos y criados en el lugar son tal vez uno de los delitos que más bronca y molestias genera en la sociedad. En la ciudad de Puerto San Martín y en especial en el barrio San Sebastian los vecinos están en alerta y con bronca por los inconvenientes a la vida diaria que le generan 15 jóvenes que entran y salen de la cárcel luego de ser atrapados por la policía acusados de robos diarios en el barrio.

Entre los delitos que comenten se cuentan robos de cables, ropa tendida en los techos, gomas de los autos estacionados, celulares entre otros. La policía es comisionada de forma permanente por los llamados al 911 que realizan los vecinos cuando son víctimas de estos delitos, en muchos casos los uniformados logran dar con los responsables y los traslada a la comisaría para dejarlos a disposición de los fiscales, eslabones de la cadena judicial encargados de generar las acusaciones para poder llevarlos a juicio y probar los delitos cometidos. En el 90% de los casos estos delitos no son llevados a audiencias imputativas para que los jueces puedan resolver sobre las penas que podrían caberles sobre los delitos cometidos.

El principal problema es que los fiscales por la carga de causas deben abocarse a casos más relevantes como por ejemplo abusos sexuales, violencia familiar entre otros delitos graves, dejando todas estas causas en expedientes notariales que generan las comisarias sobre los antecedentes de estos jóvenes delincuentes. Muchos de estos “15 delincuentes” llegan a entrar hasta dos o tres veces por semana a los calabozos de detención de las diferentes comisarías de la región y son liberados luego de que se hacen las consultas a los fiscales. Un vecino contó a SL24 que uno de estos delincuentes fue detenido a las 11 de la mañana por un robo, lo liberaron a las 13 horas y volvió a robar y caer preso nuevamente a las 19 horas.

Todas estas historias indefectiblemente terminan en una tragedia, porque estos jóvenes comienzan a realizar delitos mucho más violentos que terminan con lesiones graves de sus vçitimas, un ejemplo de ello fue hace algunos años delincuentes de la ciudad de San Lorenzo que se dedicaban a robar persona de la tercera edad esta serie de robos terminó con el brutal asesinato de una abuela que le rompieron la cabeza con una garrafa. Los delincuentes que hicieron este aberrante crimen tenían las mismas particularidades que estos “15 delincuentes” de Puerto San Martín. Será justicia….

 

30