¿Qué inaugura Herme Juárez, mañana, en las instalaciones de la ex Clínica Sur, en San Lorenzo?

El líder de la Cooperativa de Trabajos Portuarios sigue apostando al negocio de la medicina privada, que inició con la adquisición de ambulancias, lanchas y helicópteros sanitarios


La Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto San Martín anunció que mañana quedará habilitado el Centro Médico 21 de Diciembre, una clínica médica privada que funcionará donde otrora prestó servicios la Clínica Sur, en la esquina de Richieri e Irigoyen, en San Lorenzo.

Las instalaciones contarán con una docena de consultorios externos, un departamento de diagnóstico por imágenes (con equipo de rayos X y ecógrafo), un laboratorio bioquímico y una sala de emergencias. Respecto al plantel de profesionales, serán unos cuarenta los que se integren en esta primera etapa, según se informó.

El lugar, donde hace décadas funcionó la Clínica Sur y años atrás intentó reflotarse con un emprendimiento similar al actual, fue reacondicionado para la ocasión.

La Cooperativa de Trabajos Portuarios alquiló la propiedad y se dispuso a desarrollar un proyecto volcado a incursionar y competir en el campo de la medicina privada con consultorios externos (como la mayoría de los centros asistenciales privados de San Lorenzo) a lo que se agregó un modesto departamento de diagnóstico por imágenes y traslado ambulatorio, esto último, con las ambulancias adquiridas para el malogrado CCREP (Centro Cooperativo de Rescate Portuario).

La futura clínica dispondrá de una sala de urgencias, que funcionaría durante las 24 horas del día. Salvo el Hospital de San Lorenzo y el Instituto Médico Regional, no hay en la ciudad (y casi en toda la región) un lugar donde acudir ante una situación de emergencia, menos aún en las noches o madrugadas.

El Centro Médico 21 de Diciembre no estará sujeto a la atención exclusiva de los asociados a la Cooperativa de Trabajos Portuarios (como sí sucede con su centro médico en Puerto San Martín), sino abierto a la comunidad en general, y en especial, de acuerdo a lo que viene informando esta entidad, a los afiliados de Pami.

Precisamente, la entidad regente de las prestaciones médicas para jubilados y pensionados firmó, hace poco meses, un acuerdo para reconocer a la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto San Martín como prestador de la obra social. Tras la inclusión, primero, de los servicios de traslados ambulatorios, ahora se agregan las prestaciones médicas en la citada clínica privada.

Sin embargo, San Lorenzo y toda la región seguirán sin disponer de un centro médico donde los afiliados a Pami puedan ser internados, intervenidos quirúrgicamente o atendidos en una sala de terapia intensiva.

Desde que el Instituto Médico Regional decidió interrumpir los servicios para los afiliados a esta obra social, a razón de incumplimiento del contrato suscripto por Pami (desde la obra social, se expone otra versión) y su posterior judicialización del conflicto, tales prestaciones se perdieron, debiendo ser reemplazadas por prestadores rosarinos.

El resto de las prestaciones siguen brindándose sin modificaciones, incluso mejoradas, en numerosos centros médicos privados, pero internación, terapia intensiva y quirófano, se perdieron a manos de los sanatorios rosarinos (Español, Italiano, Parida, Delta, Plaza, Norte, entre otros).

Hasta el momento, no parece existir grupo empresario dispuesto a desplegar semejante inversión, más aún el fuerte del negocio de la medicina privada actual está sustentado en consultoría externa y diagnóstico por imágenes.

Comentarios