¿Qué mandatario del cordón asumirá un nuevo período con un millonario rojo en su caja?

En el mes de diciembre tendrá sólo el 25 por ciento de los fondos necesarios para afrontar el pago de sueldos y aguinaldos. La localidad "está hundida en el caos y los servicios no se prestan hace varios meses", dijo.


Ricardone cambiará de manos el próximo 10 de diciembre. Después de dos mandatos consecutivos Elsa Bianco dejará su lugar en la Comuna y será reemplazada por el otrora presidente comunal Juan Carlos Doria. SL24 habló con el entrante mandatario y el panorama, a priori, no es el mejor.

“No tenemos absolutamente nada en claro. Ni qué pasó ni qué pasa en la Comuna, porque no nos han recibido ni contado nada”, se quejó Doria. “Hasta el momento Elsa no me ha querido recibir, así que no sabemos cuánto se debe, cuánto se gasta y en qué se gasta.”, agregó.

Pero más allá de carecer del detalle fino de los números, Doria se animó a anticipar que “seguramente los números están en absoluto rojo”, y detalló. “Por la experiencia que tengo y por lo que pude averiguar la Comuna necesita en diciembre $ 1.800.000 para pagar sueldos y aguinaldo, además de tener que afrontar una deuda con los médicos de unos $ 350.000. Pero el único ingreso que habrá es el cannon que paga la Municipalidad de Rosario para utilizar el relleno sanitario, que es de $ 450.000”.

A ese número podrían sumarse otros $ 100.000 en concepto de pago de impuestos comunales, pero Doria señaló (y justificó) que “los vecinos casi no pagan porque los servicios nunca se prestaron como era debido”.

“Le he pedido varias reuniones a Elsa para saber con qué panorama nos vamos a encontrar y hasta ahora nada. Quizás la próxima semana, pero no hay mucho tiempo. El cambio de mando será el jueves 10”, manifestó Doria, que agregó a su complicado panorama que “los radares dejaron de funcionar porque a la empresa prestataria del servicio se le deben al menos $ 1.000.000″.

¿Está arrepentido de haber ganado las elecciones”, preguntó SL24 ante el cuadro descrito. “No me arrepiento, pero sé que va a ser una responsabilidad y un desafío muy grande. A este Gobierno había que sacarlo sí o sí, porque se han cansado de mentirle a la gente”, bramó Doria, que luego advirtió: “Vamos a tardar al menos 4 meses en acomodar las cosas”.

Ricardone ha sido noticia prácticamente todos los meses del año por sus reiterados paros. Los trabajadores de la Comuna debieron repetir mensualmente piquetes y protestas para poder cobrar sus haberes, cosa que nunca se produjo en tiempo y forma.

 

Comentarios