Mafioso

Quedó preso un jefe policial de San Lorenzo por una extorsión por 100 mil pesos

El hombre de 42 años lideraba una brigada de la Agencia de Investigación Criminal. Exigió dinero a un hombre para no armarle una imputación. Lo atraparon al ir acobrar


Momento en que era detenido el jefe policial en viernes pasado

“Tengo escuchas que te comprometen. Si te querés ahorrar el problema de que eleve un informe a los fiscales para dejarte preso conseguí 100 mil pesos. Tenés hasta mañana a esta misma hora”. Ramón Alberto V. había sido mencionado en una causa de drogas pero nunca tuvo un antecedente por ese delito. Por eso cuando en su casa de San Lorenzo escuchó esa extorsión de parte de un hombre que llegó a su casa en persona y se presentó como policía el que decidió denunciar fue él. Llamó al 0800 del Ministerio de Seguridad para decir que un policía lo había amenazado para conseguirle plata. Al rato un fiscal tomó contacto con el denunciante y también la Agencia de Control Policial (ex Asuntos Internos). Le dijeron que pactara la entrega del dinero pero que le pidiera tiempo para conseguirlo.

Eso había sido el jueves pasado lo que llevó a que el extorsionador volviera al día siguiente. No pareció confiado porque, le decía al denunciante, había visto en la zona varios autos que le causaron mala espina. Ramón V. le pidió entonces unas horas más porque estaba juntando los billetes con unos amigos de Rosario. A la noche regresó una vez más dispuesto a cobrar. Ramón había recibido un sobre con billetes marcados y numeración anotada en un acta fiscal. Pero no llegó a dársela. Cuando el policía avanzaba por una línea de arbustos frente a la casa del denunciante pisó el cuerpo de una persona tirada en el piso. Era uno de los policías del operativo. Allí lo detuvieron por corrupción.

Se trata de un oficial de 42 años que desde hace tres meses es jefe de una de las dos brigadas operativas en San Lorenzo de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). Se llama José Luis Marranghello, trabajó mucho tiempo en el Comando de Rosario y esta mañana fue imputado por varios delitos frente a un juez. El fiscal Maximiliano Nicosia lo acusó de tentativa de extorsión dado que no llegó a cobrar la plata, agravada por su condición de funcionario público. También le atribuyeron peculado, dado que se valió de recursos del Estado en su provecho, como utilizar una camioneta policial asignada y su combustible para sus funciones para cometer el chantaje.

Ropa camuflada

El incidente comenzó el jueves 19 a las 18 cuando este policía se acercó a la casa de Islas Malvinas al 1800 de San Lorenzo, una zona llena de arbustos, con mucho descampado. El denunciante dijo que el hombre que le pidió plata llevaba un pantalón camuflado y una remera negra. Contó cómo fue el chantaje y luego se organizó un operativo para capturar al policía infiel. El jefe policial volvió al día siguiente. Sin acercarse, desde el frente de la casa, se mostró vacilante. El denunciante le pidió tiempo y dijo que volvería después.

A las 22 estuvo de nuevo. Esta vez lo acechaban escondidos varios policías. Lo vieron dejar la camioneta a unos 70 metros y cortar camino entre los arbustos para no ser visto. Pero en el pastizal pisó a uno de los que llegaban a atraparlo. Se llevo la mano a la cintura pero le dieron la voz de alto en forma coral. Le sacaron el arma, una billetera con su credencial y un teléfono celular. Estaba vestido con el pantalón camuflado y la remera negra tal como había descripto el denunciante. La camioneta, una SB blanca con el logo de la AIC, también era la misma descripta por la víctima.

Esta mañana a las 10 el oficial Marranghello se sentó en el banquillo de imputado junto a su defensor Carlos Varela. Tras la acusación del fiscal Nicosia, el juez Juan José Tutau consideró que la apariencia de responsabilidad estaba probada en esta instancia, que debía quedar preso por la posibilidad de entorpecimiento probatorio y porque la pena en expectativa para los delitos adjudicados es alta. El jefe de la AIC de San Lorenzo quedó en prisión preventiva por 60 días.

Comentarios